Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Noticias / 13-03-2019

Caso Fornerón ante la CIDH: «la justicia que llega tarde no es justicia» dijo el Presidente del STJ en LT39

Leonardo Fornerón declaró ante la CIDH en 2011. Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación se informó al Superior Tribunal de Justicia (STJ) que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) declaró “el cumplimiento total” de las medidas de reparación dispuestas oportunamente en el marco del caso Fornerón. La palabra del Presidente STJ Emilio Castrillón en LT39 AM 980 RADIO VICTORIA.


Leonardo Fornerón

Esta causa originada por el reclamo judicial de Leonardo Fornerón, sobre su hija dada en adopción sin su consentimiento en 2000 en Entre Ríos, se ha instalado no sólo en el área judicial, como un caso emblemático de derecho de familia, sino que ha cobrado protagonismo en el sentir popular.

Luego de un largo camino recorrido, la Corte Interamericana de Derechos Humanos comunicó y ratificó la sentencia sobre el vínculo padre-hija.

Según se informó desde la oficina de prensa de Tribunales, la resolución de la CIDH data del 28 de noviembre del año pasado. Las medidas de reparación consistieron en la implementación de un programa o curso obligatorio dirigido a operadores judiciales, incluyendo jueces, defensores, fiscales, asesores y demás funcionarios de la provincia de Entre Ríos, se enumeró.

“Todos ellos estuvieron vinculados a la administración de justicia respecto de niños y niñas que contemplaron, entre otros, los estándares internacionales en derechos humanos, particularmente, en materia de los derechos de los niños y niñas y su interés superior y el principio de no discriminación”, se indicó en un parte de prensa, en el que también se señaló que se requirió la publicación del resumen oficial de la sentencia elaborado por la Corte en los boletines oficiales de la Nación y de la provincia.

El denominado “caso Fornerón” se originó con la adopción de una niña otorgada en 2000 en Entre Ríos, luego de que su madre la entregara a un matrimonio después del parto. La pareja se quedó con la beba y tramitó la tenencia en la justicia entrerriana. Leonardo Fornerón, padre de la criatura, en junio de 2000, inició una lucha judicial para recuperar a su hija, entregada sin su consentimiento.

El caso llegó hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que en 2012 sentenció que el Estado argentino había violado los derechos esenciales de padre e hija a convivir en familia, además de negar el derecho a la identidad, y obligó a garantizar un proceso de revinculación entre Fornerón y la menor.

El hecho

La historia (o una parte de ella) comenzó cuando una mujer, a pocas horas de dar a luz entregó a su hija en adopción.

Fornerón y Enríquez vivían en Rosario del Tala, Entre Ríos. Su relación sentimental terminó antes de que él se enterara de que iba a ser padre, según la versión que comentara en su oportunidad Fornerón en Radio Victoria. A pesar de que siempre dijo que quería hacerse cargo de su hija, no la pudo conocer porque la madre biológica, que dio a luz el 16 de junio en Victoria, la entregó 24 horas después del parto. No se conoce la razón por la que Enríquez decide viajar desde Rosario del Tala para dar a luz en las siete colinas.

Según recordó el fiscal Mahiques en su dictamen, en septiembre de 2000, el padre biológico de XX se reunió con B. y el abogado Espona en las inmediaciones de la Municipalidad de Rosario del Tala. Según el relato de Fornerón, en el encuentro B. le dijo que quería a la beba y que le pidiese lo que deseaba. Él le dijo que su único objetivo era recuperar a su hija. Entonces, según consta en el expediente, Espona le indicó que iba a tener que demostrar su paternidad. El estudio de ADN demostró, sin dejar dudas, de que la menor era su hija.

Consiente que no iba a ser fácil recuperar a su hija, Fornerón mientras iniciaba su largo camino judicial, compartió en la media su lucha.

Al parecer, la Justica presume que la menor fue entregada a cambio de dinero. Pero esa situación no se pudo confirmar. Una testigo, una vecina que le avisó a Fornerón que su ex pareja estaba embarazada, afirmó que a ella le ofrecieron 6000 dólares por su hija, pero que se negó.

Trascendencia internacional

El caso llegó hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que en 2012 sentenció al Estado argentino, por haber  violado los derechos esenciales de padre e hija a convivir en familia, además de negar el derecho a la identidad, y obligó a garantizar un proceso que culmine en la revinculación entre Fornerón y la menor.

Finalmente la CIDH ratifica la sentencia que propala la vinculación padre-hija.


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.