Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Interés General / 27-05-2018

Iglesia Católica después del veredicto: “No todos los sacerdotes obran de la misma manera” Responsable de prensa del Arzobispado de Paraná con LT39 NOTICIAS

Ante un caso de gravedad aberrante, protagonizado por el Cura José Ilarráz; la iglesia católica ha sido puesta en escena. ¿Cómo aclarar e imponer la verdad y justicia sobre la estigmatización?. Hilda Sosa de WWW.LT39NOTICIAS.COM.AR habló con el Responsable de Prensa del Arzobispado de Paraná Padre Ignacio Patat. (audio).


Padre Ignacio Patat en WWW.LT39NOTICIAS.COM.AR

¿Se pueden separar “buenos y malos” de quienes conforman la iglesia como institución? y así ser ubicados correctamente en un inconsciente colectivo que suele estigmatizar y juzgar en masas, bajo la presión de la pasión.

Sobre todo en una época como la actual, donde hay un discurso en el común denominador de las personas, donde se relaciona fe católica, creencias varias y otras cuestiones espirituales, todas desde un mismo lugar.

Lo escrito con antelación sólo a modo introductorio, ya que por estos días la iglesia católica entrerriana tanto a nivel provincial, como nacional viene ocupando las primeras planas; por el caso de abusos perpetrados en la década del 80, principios de los 90 en el Seminario de Paraná, por el Sacerdote Justo José Ilarráz. La justicia ordinaria finalmente ya dio su veredicto, sobre tamaño acto repudiable desde todas sus aristas.

Caso Ilarráz

El sacerdote Justo José Ilarraz (59) fue condenado a 25 años de prisión por abuso y corrupción de menores contra siete menores durante su etapa como prefecto de disciplina y guía espiritual en el seminario Nuestra Señora del Oráculo de Paraná, entre 1985 y 1993 .

Durante el juicio que comenzó el 16 de abril último se juzgó el accionar del sacerdote imputado por abuso y corrupción de menores mientras se desempeñaba como prefecto de disciplina y guía espiritual en el seminario Nuestra Señora del Oráculo de Paraná, entre 1985 y 1993. Para las siete víctimas que denunciaron al cura y para los demás protagonistas de la causa se trata del final de un proceso larguísimo y muy duro emocionalmente.

Para poder desasnar este camino e ir más allá de los bemoles de la mediatización del caso; desde WWW.LT39NOTICIAS.COM.AR hablamos con el Padre Ignacio Patat, quien es Responsable de Prensa del Arzobispado de Paraná; para saber en “primera persona” la palabra oficial de la iglesia al respecto.

Amén de escuchar alguna voz que represente a aquellos religiosos que están en las antípodas del condenado Ilarráz; es decir aquellos que velan por los feligreses desde su trabajo día tras día, que son muchos.

-¿Cuál es la palabra del Arzobispado después del verdicto al Sacerdote Ilarráz?
-Nos adherimos al fallo que el tribunal emitió, ahora aguardaremos la lectura completa de la sentencia que se realizará el 1º de junio, así que nosotros aceptamos plenamente el fallo de la justicia y esperamos a escuchar junto a toda la ciudadanía la lectura completa de la sentencia.

Luego dejó en claro que no es su competencia hacer mención sobre la actuación del actual Arzobispo de Paraná Monseñor Juan Alberto Puiggari (quien se desempeñaba en aquel momento de los hechos como Prefecto de Disciplina del Seminario Mayor); ya que en todo momento durante el desarrollo de las investigaciones judiciales y el proceso judicial, se ha puesto al frente y ha colaborado en todo lo que la justicia le solicitó, estando siempre a derecho y presto a poder ayudar en la búsqueda de la verdad.

Pero sobre todo recalcando en sus palabras la imperiosa necesidad de la sanación de las heridas ocasionadas por todo ésto con cada una de las víctimas, de sus familias y de toda la iglesia.

Patat destacó que la iglesia como institución no estaba en el banquillo de los acusados, sino un integrante de la misma; haciendo referencia que la misma junto a toda la sociedad en su conjunto, han hecho un camino de evolución.

“Nosotros como institución no somos la misma que hace 20 o 25 años atrás, hemos hecho un camino donde hemos ido aprendiendo…hoy hay normas, protocolos y medidas que se deben tomar en cuenta `para proceder en determinados campos”, sentenció.

–¿De qué manera catalogaría la situación actual de la Iglesia?

-Éste es un momento de mucha dificultad y tormenta y en la tormenta, donde uno a veces no sabe y no tiene la lucidéz para distinguir, creo que el tiempo irá mostrando que no todos son como se pensaba. Es evidente que no todos los sacerdotes obran de la misma manera.

Claramente hay muchos religiosos que desde el silencio y el trabajo diario realizan una gran tarea donde no sólo de evangelizan y guían a los feligreses, sino luchan contra una injusta estigmatización de un clamor popular; ya que Ilarráz es uno entre otros varios casos, pero no todos.

– ¿Cómo se para la iglesia ante esta crisis de fe?

– Acá no hay estrategias, porque eso es para una empresa, primero hay que confiar en Dios que es quien conduce la barca, es el que conduce la iglesia, nosotros estamos navegando en una barca que tiene más de 2000 años, no es ni la primera ni la última crisis que tiene la iglesia, ojala Dios nos de la gracia que no sea nunca más por ésto, pero confiar que Dios ubicará cada cosa en su lugar y que las personas irán sanando las heridas y eso lo da el tiempo y la lejanía de la situación, uno no sólo pide por las víctimas, sino que lo pedimos para todos.

–Ante este contexto ¿qué mensaje daría a aquel que siente un llamado?

-Si bien son tiempos difíciles para proponer la vocación sacerdotal, decirle simplemente que escuche la voz de Dios, seguramente Él irá mostrándole a ese muchacho o muchacha el camino para la entrega y para la vida de la fe y que confíe que si Dios lo llama irá por el camino correcto y que la vida consagrada, la sacerdotal y religiosa es maravillosa y uno la puede vivir con alegría. Además Dios te devuelve mucho más de lo que uno puede dar.

Para finalizar reservó sentidas palabras de reconocmiento en la figura de los laicos; “la iglesia no son sólo los curas y las monjas, son todos los bautizados; en la iglesia están los obispos, sacerdotes, consagrados, pero sobre todo los laicos”, expresó Talat; resaltando la tríada a través de la cual cobra vida la palabra de Dios; los sacerdotes, las religiosas y todos los bautizados.

Sobre la Arquidiócesis de Paraná y la Provincia eclesiástica de Paraná

La arquidiócesis de Paraná es una jurisdicción eclesiástica o diócesis de la iglesia Católica con sede en Paraná.

Desde el 4 de noviembre de 2010 el Arzobispo es Juan Alberto Puiggari; siendo su iglesia matríz la Catedral Metropolitana Nuestra Señora del Rosario.

El territorio arquidiocesano comprende los departamentos de:

-Diamante
-Feliciano
-La Paz
-Nogoyá
-Paraná
-Villaguay
-Distrito Achiras (Departamento Federal)
-Distrito Banderas (Departamento Federal)
-Distrito Sauce Luna (Departamento Federal)
-Distrito Walter Moss (Departamento San Salvador)

Así la archidiócesis tiene dos diócesis sufragáneas ( son diócesis dirigidas por un obispo cuya diócesis es sufragánea de una sede metropolitana, dirigida por un arzobispo metropolitano, en este caso Paraná); que son la de Concordia y la de Gualeguaychú, a esta última pertenece Victoria.

Conformando así las tres diócesis, Paraná, Gualeguaychú y Concordia la llamada Provincia Eclesiástica de Paraná.

La santa patrona de la arquidiócesis es Nuestra Señora del Rosario, cuyo santoral es el 7 de octubre; siendo el Patrono de la provincia San Miguel Arcángel (29 de septiembre).


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.