Fuerte rechazo de la entidades rurales a la suspensión de la exportación de maíz (Etchevehere SRA, Bocho CRA, Basaldúa FARER)

El gobierno nacional, suspendió temporalmente a partir de este miércoles el registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) de maíz con fecha de embarque anterior al 1 de marzo próximo. Entidades agrarias alzaron sus voces con esta medida, que ya tuvo su accionar y posteriores consecuencias, años atrás. LT39 NOTICIAS dialogó con Juan Diego Etchevehere (SRA), Raúl Bocho (CRA-FARER) y José Carlos Basaldúa (FARER).

En la jornada de este miércoles 30 de diciembre, el actual ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, hizo un anuncio, que provocó reminiscencias de un pasado contemporáneo, que en sí mismo, fue claramente la raigambre de una grieta que atraviesa a la República Argentina.

En aquel, informó que se suspendió la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE), (declaraciones de venta que deben hacer los exportadores de granos y subproductos comprendidos en la Ley 21.453) para el maíz,  cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al 1 de marzo de 2021; aduciendo y sosteniendo dicha decisión, en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación (carne de cerdo, pollo, huevos, leche y feedlot, donde el cereal es un ingrediente de importancia en sus costos de producción).

Desde LT39 NOTICIAS dialogamos con tres voces representantes del sector agrario; tríada ésta que de manera enfática, reflejaron la “repetición de un camino ya vivenciado”: Juan Diego Etchevehere (SRA); Raúl Bocho (FARER-CRA) y José Carlos Basaldúa (ex dirigente de FARER)

SRA-Doctor Juan Diego Etchevehere, delegado SRA por Entre Ríos y candidato a Director por el Movimiento Compromiso Federal en las elecciones de SRA, Sociedad Rural Argentina

“Esta medida es inoportuna, restan sembrar un millón de hectáreas de maíz en el país”

Ya en sus redes sociales Juan Diego Etchevehere fue vehemente y contundente al respecto… “Un Deja vú. Medidas equivocadas que ya fracasaron varias veces. Qué viene? Menos producción, menos empleo, menos dólares para la Argentina, más inflación y más pobreza. Con relato e intervenciones estatales no salimos adelante” (sic)

“Es más de lo que vivimos y que tanto daño le trajo a la Argentina”, dijo a nuestro medio; quien además en sus palabras, trajo al presente, el nombre del otrora Secretario de Comercio Interior kirchnerista, Guillermo Moreno y su política intervencionista, exponiendo a la misma, como el soporte y pilar de tiempos “olvidables” para el agro.

“Recordemos lo que pasó con esas políticas de Moreno…la peor cosecha de trigo del último centenio; cierre de tambos, sojización, problemas en la conservación de nuestro suelo, entre otros”; sellando su alocución con las adversas consecuencias que se asoman en el camino, es decir mas inflación, más pobreza y gran tensión social. (audio)

Cerró haciendo una firme lectura de la actualidad, ante este escenario, “hoy el gasto público está desmadrado y la manera que encuentran para cubrir ese déficit es emitiendo dinero, lo cual trae más inflación y ahogando a los sectores que pueden producir”. (audio)

CRA-FARER Ingeniero Raúl Bocho, representante de Farer ante la mesa ejecutiva de CRA (Confederaciones Rurales Argentinas)

“Ésto es nocivo, la producción se volcará a la soja”

Prima facie fue terminante al decir que el actual presidente Alberto Fernández, quien otrora prometió al sector agrario no realizar “intervenciones” en trigo, maíz y carne; hoy día esté haciendo lo contrario a lo expresado con antelación; dejando en claro que quien toma estas medidas, es la vicepresidenta Cristina Fernández.

Para luego observar la mella que esta situación, hace para con la ubicación de nuestro país en el mundo; algo que ya sucedió, en idéntica situación, pertinentemente en el 2008. (audio)

Ingeniero José Carlos Basaldúa, ex dirigente de Farer (Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos)

“No nos sorprende…el gobierno tiene una idea del campo como proveedor de ingresos”

Basaldúa hizo un parangón entre lo vivido oportunamente en el 2008, en ese vínculo campo-kirchnerismo y las actuales medidas, las cuales hacen espejo por sí mismas.

“Primero es la RDJE, Registración de las Declaraciones Juradas de venta al exterior y luego será el ROE, Registro de Operaciones de Exportación”, dijo, como proyectando ya el panorama que se avizora; rematando su idea, “aquello en esos años, destruyó el mercado granario de la Argentina, de trigo y maíz”.

Sin dejar de mencionar en su relato, cierta responsabilidad que les cabe a otros sectores, que desde sus lugares directa o indirectamente, presionan para tales fines.

Al finalizar, subrayó la equivocada mirada del gobierno, que ubica al país en la vieja idea de los “saldos” exportables; siendo que nuestra esencia es acabadamente productora de alimentos. (audio)

Otras voces y comunicados

MAIZAR (Asociación Maíz y Sorgo Argentina) comunicado

La cadena del maíz rechaza la intervención que impuso el Gobierno Nacional al mercado de maíz.

Este tipo de medidas erosionan fuertemente la confianza y conducen a que inmediatamente se retraiga la producción y las inversiones, situación que llevará indefectiblemente a mayores precios para los consumidores y menos trabajo.

El cierre de los mercados logra un efecto contrario al deseado, medidas similares en el pasado dieron como resultado una brutal caída del área sembrada con el cultivo, perjudicando no solo a la producción sino a toda la cadena de valor.

Tenemos que volver a pensar en el largo plazo, y para eso debemos tener un horizonte claro, donde podamos conocer las reglas de juego y a su vez terminar con las falsas antinomias entre abastecer el mercado interno o exportar, cuando sabemos a ciencia cierta que nos sobran recursos para hacer las dos cosas a la vez. Reiteramos nuestra disposición a colaborar con el sector público debatiendo y aportando ideas que contribuyan a un país que finalmente logre desarrollar todo su potencial en beneficio de todos los argentinos.

CRA Confederaciones Rurales Argentinas

Comunicado de CRA

El Gobierno nacional dispuso el cierre de la comercialización externa de maíz, y una vez más el campo no pierde su capacidad de asombro, cuando todos entendíamos que el cierre de exportaciones es una pésima medida, cuando todos sabemos que si no exportamos no ingresan divisas y cuando todos entendemos que este camino de cierre de exportaciones nos llevó al fracaso, increíblemente se vuelve a decidir lo mismo.

El propio Gobierno que recibe al Consejo Agroindustrial Argentino, en una mesa con todos los funcionarios de máxima responsabilidad para trabajar en pos de mayores exportaciones, una semana después decreta el cierre de la exportación de maíz, parece increíble, paro así funciona la Argentina y por eso está como está.

Medidas inconsultas como la suspensión de los DJVE para el maíz, no hacen más que minar la confianza y desgastar la interrelación mutua entre el sector y el gobierno. Se dinamitan los canales de dialogo abiertos y con buena capilaridad que funcionaron en este año de pandemia.

Esta medida atrasa, sumando incertidumbre al sector productivo, recetas ya perimidas con resultados desastrosos, que solo llevaron a la sojización extrema, y a la menor cosecha de trigo en 100 años, además de generar todo un sistema impuro de discrecionalidades y peajes.

El Gobierno tiene la potestad de ejecutar regulaciones, pero tiene la obligación de que las mismas sean virtuosas, generando producción y desarrollo, tiene la herramienta del dialogo, abierta para estos casos.

El gobierno tiene que tener en claro que las consecuencias de sus decisiones, las termina pagando el productor, ese mismo productor que sufre la segunda presión fiscal más alta a nivel mundial, y al que ahora al achicarle su mercado de demanda vera como rápidamente el precio de su maíz baja para acomodarse a las necesidades de los demás eslabones de la cadena, generando una clara transferencia de recursos del sector primario a otros sectores, una manifiesta distorsión de producción que sin dudas impactara en las decisiones de siembra de la próxima campaña.

Terminando un año muy duro para todos, no esperábamos este golpe a la credibilidad de la relación entre el Gobierno y el sector productivo primario, una nueva pésima señal y el regreso al pasado más opaco del intervencionismo estatal.

Habrá menos maíz a futuro como en su momento hubo menos carne y menos trigo, por eso, no debe asombrar que cada vez seamos un país más pobre.