La provincia trabaja en el diseño de la recuperación de ecosistemas afectados por los incendios


Ante los eventos de incendios en Entre Ríos, que afectaron bosques, humedales y pastizales, el gobierno provincial, a través de la Secretaría de Ambiente, convocó a especialistas con experiencia y conocimiento en restauración de este tipo de ecosistemas en otras zonas del país.

Además de hacer frente a los incendios por la vía operativa, administrativa y judicial, el gobierno provincial, a través de la Secretaría de Ambiente, trabaja en el diseño de un plan de restauración de ese ecosistema natural, junto a especialistas del país.

“Resulta fundamental llevar adelante un proceso de restauración de las zonas afectadas por los incendios. Por ello decidimos convocar a especialistas de distintos lugares del país”, expresó el secretario de Ambiente, Martín Barbieri. En ese marco, ya se llevaron a cabo instancias de diálogo abiertas al público.

“El cuidado y preservación de los bosques, pastizales y humedales, es hoy más importante que nunca por ser proveedores de semillas y por representar ecosistemas maduros o transicionales. Las franjas costeras, con sus múltiples funciones, merecen particular atención para su perpetuidad”, explicó la subsecretaria de Ambiente, Valeria González Wétzel.

La funcionaria agregó que “el control de las especies exóticas invasoras debe aumentar, como la acacia negra en nuestra región, que por sus características de rápido crecimiento puede colonizar ambientes en recuperación, reemplazando a las especies nativas y su diversidad asociada”.

“La implantación de estas especies exóticas invasoras en arreglos urbanos o incluso en el ámbito familiar debe ser desestimada, dado que por efecto de dispersión pueden llegar a los ambientes en recuperación”, indicó González Wétzel.

A su vez, agregó que, para la definición de acciones de restauración, recuperación o rehabilitación que se determinen, “necesariamente debe contarse con un diagnóstico situacional sobre el banco de semillas disponible, intensidad del fuego, estado de degradación, especies pioneras, rebrotes, etcétera”.

“Cualquier acción generada sin ese reconocimiento, como la plantación de especies arbóreas en cualquier zona, incluso en aquellas que nunca hubo árboles -como algunos humedales- puede conducir a un cambio del ecosistema, y por ende, la pérdida de bienes y servicios de ese ecosistema por reemplazo”, advirtió.

Finalmente, la subsecretaria de Ambiente aportó que “las acciones deben ser interinstitucionales, con alto involucramiento de la sociedad, pero de un modo planificado y coordinado, muy especialmente en áreas declaradas protegidas por Ley, en donde las intervenciones pueden tener efectos en su constitución y preservación”.

Diálogos

Las instancias de diálogo que se llevaron a cabo en ese contexto fueron de acceso público y contaron con la participaron de ciudadanos de distintas localidades entrerrianas. Se abordaron principios generales de aplicabilidad en Entre Ríos.

Durante el primer encuentro se analizaron las actividades de restauración de bosques nativos, cuencas hídricas y biodiversidad en Argentina. Estuvo a cargo del magister en Gestión del Agua, Leandro Díaz Caragli, de la Fundación Bosques Nativos Argentinos.

En una segunda instancia se invitó al doctor en Ciencias Biológicas, Martín Sirombra, que integra la Red de Restauración Ecológica de Argentina (REA). El especialista disertó sobre paisajes rurales y bosques ribereños y compartió sus experiencias en otros lugares del país como Tucumán y Catamarca.