Santiago Cafiero & su informe en diputados “la oposición tiene un discurso del odio que debilita la democracia”

El jefe de Gabinete expone en la Cámara baja su informe mensual sobre la situación del Gobierno. Objetó a aquellos sectores que "incitan al golpismo". Los diputados de Juntos por el Cambio lanzaron fuertes críticas.


En su extensa exposición ante la Cámara de Diputados sobre el estado de situación del Gobierno, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, apuntó hacia algunos sectores de la oposición que convocan al “discurso del odio que debilita la democracia e incitan al golpismo”, un mensaje que generó la caldeada reacción de los legisladores de Juntos por el Cambio que objetaron duramente las acusaciones del ministro y atacaron las diferentes políticas encaradas por el Poder Ejecutivo durante la pandemia.

Cafiero llegó al recinto de la Cámara baja a las 16.05 para dar su informe mensual al Congreso, casi 40 minutos después de lo previsto, y emitió un mensaje inicial de una hora acompañado por el presidente del recinto, Sergio Massa. La mayoría de los legisladores se encontraban conectados de manera virtual y hubo pocas presencias.

“Incitar al golpismo contra un gobierno catalogándolo como dictadura, cuando fue democráticamente electo por el pueblo, contamina a una sociedad que está asustada, que todos los días pone el hombro para salir adelante”, lanzó Cafiero en su primer tramo de mensaje. Señaló así que algunos sectores opositores “fomentan los discursos del odio” y llaman a no cuidarse de la salud, en un dardo directo a los sectores anticuarentena.

Desde esta misma óptica, Cafiero cuestionó la políticas que llevó adelante el macrismo al sostener que el gobierno anterior “estuvo plagado de conflicto de intereses” y, al hablar de las políticas que Alberto Fernández emprendió en medio de la pandemia, el jefe de ministros destacó que el Estado hoy se hace presente: “La concentración económica es parte del modelo que los argentinos han dejado el 27 octubre del 2019”.

El jefe de Gabinete entregó un informe escrito de 1.717 páginas con más de 1.600 preguntas que por adelantado habían enviado los diputados. Allí se mencionan temas variados de la economía, la política social, sanitaria y una mirada a futuro inmediato, tal como adelantó hoy Infobae.

A pesar de cuestionar a un sector de la oposición por ese “discurso del odio”, Cafiero también rescató la figura de los gobernadores o intendentes de la oposición que acompañaron al Gobierno en la pandemia, en una clara excepción a la figura del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, o el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quienes estuvieron en línea con la Casa Rosada en la toma de definiciones en la cuarentena.

El jefe de Gabinete hizo un repaso de las medidas económicas que tomó Alberto Fernández para mitigar el COVID-19 y atender en la cuarentena a los sectores vulnerables. Pero hasta ahora no ofreció demasiados detalles de lo que implicará un plan de Gobierno para salir de la crisis en la post pandemia.

En el momento en que llegaron las preguntas de los legisladores de la oposición hubo duros cuestionamientos al Ejecutivo como cuando el diputado Omar de Marchi (PRO-Mendoza) dijo sin vueltas: “Ustedes llegaron llenos de odio y eso se le nota a la vicepresidenta cuando habla”.

A su turno, la radical Karina Banfi y Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda, pidieron una explicación al Gobierno por la desaparición del joven Facundo Castro en la provincia de Buenos Aires o la diputada Graciela Ocaña que pidió que el Gobierno aclare “decisiones arbitrarias de la Oficina Anticorrupción”.

Hubo también cuestionamientos como los de Facundo Suárez Lastra y Luis Tonelli por encarar una reforma judicial “que promueve cambios en la Corte de la mano del abogado de Cristina Kirchner” y “no resulta claro su beneficio”. Y se plantearon dudas como las de Alicia Fregonese respecto de si el Gobierno tiene realmente un plan económico para salir de la crisis.

Por el esquema de sesión virtual, no hubo repreguntas en el recinto y Massa se nutrió de la tecnología para cumplir a rajatabla los tres minutos que tenía cada orador.

Al retomar el guante y avanzar con las respuestas que le hicieron virtualmente los diputados opositores, Cafiero lamentó la desaparición de Facundo Castro y dijo que el Gobierno está buscando al joven bonaerense que se lo vio por última vez subiendo en un patrullero policial. “No vamos a avalar ni encubrir a ningún policía que haya estado involucrado en la desaparición de Facundo ni vamos a recibir a ningún policía que dispare por la espalda”, dijo en abierta referencia a la foto de Mauricio Macri cuando era presidente y recibió al oficial Luis Chocobar acusado de disparar a un delincuente.

Ante las críticas al proyecto de reforma judicial presentado ayer por el Presidente, el jefe de ministros destacó que esa iniciativa “apunta a dar respuesta a los ciudadanos y a que el acceso a la justicia sea un valor primordial de todos”. No quiso entrar en detalles sobre los alcances de una eventual ampliación de los miembros de la Corte Suprema que podría contener la iniciativa oficial.

Cafiero se refirió a “muchas chicanas” en las preguntas de la oposición aunque trató de responder todas las objeciones que recibió. Por ejemplo, respondió a Ocaña que “la Oficina Anticorrupción dejó de ser querellante porque nunca debió ser querellante ya que el Ministerio Público Fiscal actuaba como querellante y eso generaba una superposición”. Aprovechó así para objetar nuevamente a Macri al sostener que la OA “debe tener un rol preventivo y de transparencia que no se cumplió en la gestión anterior”.

Cuando abordó las respuestas sobre el proyecto de moratoria, aclaró que “busca aliviar no sólo la situación de crisis de las pymes sino también de todos los argentinos”. Y en otro tiro por elevación al macrismo acotó: “Suena más un traje a medida cuando se votó un blanqueo de capitales”.

Cafiero no escapó a otra pregunta opositora sobre la situación de Venezuela y las objeciones que hizo la ONU por la falta de derechos humanos por parte del régimen de Nicolás Maduro. “El camino apropiado para que Venezuela salga de la crisis está en manos de los propios venezolanos. No necesitan que desde acá les digamos que deben hacer. No seamos pedantes”, dijo. Así, recordó que en Venezuela hay en marcha un proceso electoral y aclaró que hoy “la Argentina no va a promover ningún golpe y tampoco va a reconocer gobiernos autoasignados”.

Cafiero llegó al Congreso acompañado por su equipo conformado, entre otros, por la viceministra Cecilia Todesca; el secretario de Jefatura de Gabinete, Raúl Rigo; la viceministra de Salud, Carla Vizzotti; el secretario parlamentario Fernando Navarro y su vocero Javier Porta.