Terreno de pasiones

Mientras mira para otro lado en las usurpaciones de terrenos, el aparato municipal fija la vista en un terreno en particular.

De la Redacción

El problema habitacional de Victoria, lejos de solucionarse con el paso de los años, y los nuevos planes, parece agravarse. Distanciamiento municipal de la última gestión con el Iapv, la crisis económica, falta de una política de tierra, y principalmente la negación del problema, están llevando a Victoria a la pesadilla que nos atormenta desde la apertura del puente.

Ya hemos abordado en ésta página la temática de las nuevas villas de Victoria, y de cómo el gobierno municipal se queda de brazos cruzados, viendo como los asentamientos ilegales crecen día a día. De allí que llama la atención un caso particular que tomó trascendencia en las últimas horas, cuando el municipio intimó a una familia del barrio de la Escuela 48, advirtiendo que ingresarían con las máquinas a su vivienda para demoler una construcción en el terreno que habítan desde décadas.

Ni una yunta de bueyes

Convocados por la familia Zalazar, accedimos a la documentación del terreno, con ingreso por calle  Marcos Paz , ahora cuestionada por el Municipio, y comprobamos que el terreno no estaba tapado de yuyos como argumentó el juez Márquez Chada, al rechazar los amparos que impulsaran las familias ante el perseverante avance del municipio. O tal vez deberíamos decir de la Secretaría de Gobierno y Hacienda, personalizada por el mecánico Sergio Navoni, a quien apunta la familia como un “especial interesado” en que el predio vaya a manos de Yamila Castro, quien figura en el edicto como uno de los comparadores del espacio, prometido también a varios vecinos que no tuvieron la misma suerte que la joven empleada municipal. Puntualmente el espacio expuesto en el edicto que figura en la nota se encuentra en calle Dorrego, entre Marcos Paz y América.

Llamó mucho la atención también, que tras una nota radial  en Fm 90.3, en el programa Radionoticias que conduce el periodista Sergio Retamal, minutos después se produjera un incidente que derivó en una exposición policial contra Franco Banchero, empleado municipal y mano derecha de Navoni.

Como si esto fuera poco, el área de catastro municipal parece en los últimos días haber perdió cierta independencia, tras haber pasado la disponibilidad de terrenos casi en su totalidad a manos de la Asesoría Letrada, a cargo de Elías Ruda y Verónica Torrigiani, pareja del Intendente, Domingo Maiocco, quienes se vieron beneficiados con 18 mil pesos cada uno (además del sueldo que cobran), por las costas que dispuso el juez al no haber prosperado los amparos, y que ahora deberá afrontar la familia a la que le cayó todo el aparato municipal y judicial. Aquí sí no le tembló el pulso al municipio a la hora de actuar impulsado al parecer por una fuerza mayor “que una yunta de bueyes”.

Situación del terreno

No es que el municipio no esté en condiciones de intervenir en el terreno a la luz de las últimas ordenanzas, pero da a sospechas que el accionar no se condice con situaciones similares o peores, como las señaladas al inicio de la nota.

Tampoco se pueden negar los derechos de una familia que tiene posesión y pagan  arrendamiento del lugar desde 1919, y que según declararon intentaron comprar el terreno para evitar el conflicto, pero ni siquiera fueron atendidos.

Adjuntamos en la nota capturas del plano de las viviendas, y edicto municipal. Se complementa con los audios la vecina en nota radial contando la historia en primera persona, y audio de whatsapp enviado al periodista luego de incidente.