"Este encierro nos debe dar un aprendizaje como sociedad" psicóloga Luciana Rajmil sobre la Cuarentena

Desde que el Covid-19 fuera calificado como una pandemia por la OMS el pasado 11 de marzo, se ha generado una psicosis colectiva imparable, con tintes desfavorables. La Cuarentena, fue utilizada como herramienta absoluta para atacar al imparable virus; provocando en sí misma, posibles consecuencias adversas en la salud mental, emocional y psicológica de las personas. Dialogamos al respecto, con la psicóloga Luciana Rajmil.

Indiscutiblemente la humanidad entera hace espejo por estos días, en una palabra que a la vez que asusta, genera el consecuente respeto por la asimilación de un nuevo concepto a nivel global…pandemia…poniéndonos a prueba ésta, en la mirada empática hacia nuestros semejantes.

Alcanzando aquella en su esencia, grandes extensiones geográficas y “yendo por mucho y más”, cual tornado arrasador y avasallante.

Si bien su origen está lejos de nuestro continente, no hizo mella en su impronta al momento de su llegada intempestiva, obligando al gobierno actual, a tomar drásticas medidas, no conocidas y vivenciadas hasta la actualidad, ni por nosotros, ni por nuestros antepasados; conocida como CUARENTENA-AISLAMIENTO.

Con carácter obligatorio e implacable, la cuarentena-aislamiento, como medida absoluta, hizo su ingreso a la cotidianeidad de los argentinos,  para luchar contra un virus mortal, que al momento la ciencia no ha derrotado.

Ese estado en la vida diaria, implica dejar las actividades que definen a toda persona, viéndose así, paralizada en su ser laboral, social, de pertenencia y demás circunstancias que definen a todo ser humano; por lo que desde LT39 NOTICIAS, consultamos a la Psicóloga Luciana Rajmil, para hablar de las consecuencias de esta situación adversa y obligatoria para toda la sociedad.

“Nos modificó la estructura de estabilidad”, enfatizó la profesional; para luego hacer hincapié en las “armas” que los seres humanos tenemos para hacerle frente a este infortunio; como por ejemplo tomarlo como la oportunidad de hacer una introspección; leer un libro o bien cualquier tipo de tareas domésticas, que otrora las habíamos dejado de lado; “hay que hacer cosas que nos generen bienestar”, indicó.

También en su relato, demistificó al “miedo”;  debiéndosele mirar al mismo, como herramienta de orden y empatía hacia los demás.

También destacó que si bien durante el aislamiento las personas pueden presentar síntomas de angustia, desesperanza y molestia; por lo que es recomendable mantenerse conectado con amigos y familiares a través de medios digitales; descansar y disminuir la cantidad de tiempo que se dedica al consumo de noticias sobre el Covid-19, priorizando fuentes de información verificadas y oficiales.

Párrafo aparte, desde su expertise, dedicó palabras para la franja etaria comprendida en los adultos-mayores; ya que serían, según indicadores globales, los más afectados.

“A los adultos-mayores hay que escucharlos, acompañarlos y contenerlos, son los más vulnerables y verlos como sabios”, aseveró.

Para finalizar, particularizó la mirada y el enfoque que hay que darle como sociedad a este flagelo, “este encierro nos tiene que dar un aprendizaje…estamos todos en la misma…saber que no estamos solos y que es una lucha de todos”.

Nota: Psicóloga Luciana Rajmil atiende en el Centro Médico Las Colinas (celular 15436950)