Doctor Eduardo Guaita en LT39 "el juicio por el sextuple homicidio ocurrido en la cárcel se trasladó al mes de abril 2020"

Habló en la mañana radial de LT39 AM 980, el Fiscal Eduardo Guaita, donde no sólo hizo mención al sextuple homicidio acaecido en la unidad carcelaria local en junio del 2018; sino a conocidos casos de abuso.

En primer lugar el fiscal Guaita, indicó que el juicio que se iba a llevar a cabo sobre el sextuple crimen acaecido en la Unidad Penal de Victoria el 7 de junio del 2018, se trasladó a los primeros días del mes de abril 2020.

Doctor Eduardo Guaita en LT39

Cronología de los hechos

-Siendo las 6:40 de la mañana del  jueves  7 de junio 2018,  se produjo un incendio en la Unidad Penal Nº 5 de Victoria, dejando en una primera instancia inmediata, el saldo de tres personas fallecidas.

Según el informe de la Policía, que se hizo presente inmediatamente en el lugar del hecho, conjuntamente con personal de Bomberos Voluntarios, en el interior de la Unidad Penal se constató que se habría incendiado la celda dos del pabellón 3, con el lamentable saldo de tres personas fallecidas.

Se trató de Matías Rodríguez de 30 años de edad, con domicilio en Victoria, Marcelo Beber de 31 años y Justo Silva de 53, ambos con domicilio en la ciudad de Paraná.

En tanto los internos Vladimir Casco y Brian Alarcón, se encontraban en estado gravísimo en el Hospital San Martín de Paraná.

Otro interno, Francisco Coronel, estaba siendo atendido en el Hospital San Antonio de Gualeguay, también en estado delicado y Emilio Suárez, que se encuentraba fuera de peligro en el Hospital Salaberry de Victoria.

“Estamos en un momento muy delicado, tenemos que tener prudencia y dejar actuar al Ministerio Público Fiscal. Hay cámaras de seguridad que registraron lo ocurrido y la investigación apunta sobre un grupo de internos cuya identidad no podemos dar a conocer para no entorpecer la acción de la Justicia”, sostenía por entonces la Ministra de Gobierno, Rosario Romero.

El Fiscal Eduardo Guaita como la jueza de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad Nº1, Cecilia Bértora se apersonaron en el lugar, así como también el defensor General Maximiliano Benítez, con el defensor de Ejecución Penal, Ignacio Mullor y el Secretario de Justicia, Pablo Biaggini.

El Fiscal interviniente Eduardo Guaita informaba oportunamente:

 “En el día de la fecha se produjo un incendio en una de las celdas del pabellón n 3 de UP N 5 en el cual había siete personas en su interior, el cual habría sido en principio provocado por otros internos que también habitaban el mismo pabellón, habiendo hasta el momento fallecido tres de los mencionados internos.  Encontrándose las otras cuatro personas que estaban en ese estado grave y gravísimo”.

“Está todo en etapa de investigación trabajando personal de criminalista y esta tarde se tomará declaratoria al resto de los internos del pabellón. Se dispuso la detención de tres personas identificados como posibles autoras”, indicó el fiscal.

Por su parte el Defensor General, Maximiliano Benítez aseguraba “ en este momento se está trabajando en contener al resto de los internos de la Unidad Penal, a efectos de que tengan seguridad y salvaguarda en su integridad personal. Así como también a quienes estaban presentes en el pabellón que se vio afectado por este evento”.

“La policía se hizo presente inmediatamente y con refuerzos de personal de grupos especiales, para la contención de la población carcelaria y se dispuso un despliegue en las adyacencias de la Unidad Penal para tranquilidad de los vecinos”, informó el Jefe de Policía, Gustavo Maslein.

Tomaron intervención pertinentemente de la Dirección Criminalística y de Bomberos Zapadores para la realización de las pericias de rigor, trabajo que fue coordinado con la Fiscalía.

-Al mes siguiente, más exactamente el 15 de julio 2018, fallecía en el Hospital de Gualeguay Francisco Coronel falleció; llegando entonces a seis, los fallecidos.

La muerte fue como consecuencia de las gravísimas quemaduras que sufrió y de las que, lamentablemente, no pudo recuperarse, según informaba a medios provinciales el subjefe de la Departamental de Policía de Gualeguay, Martín Macias.

Los jóvenes imputados por el ataque son:

-Kevin Paniagua, del barrio Gaucho Rivero de Paraná, tiene 20 años, y cuando era menor de edad asesinó a tiros Eduardo Kartansián y luego a Enzo González.

-Los otros dos son jóvenes del barrio Belgrano de la capital provincial: Ramón Ismael Framulari, conocido como Bebe, de 19 años, quien fue condenado hace poco a tres años de prisión efectiva por varios hechos de violencia, la mayoría cometidos cuando era menor; y Maximiliano Exequiel Chamorro, alias Coyi, de 20 años, fue condenado en 2016 por cinco hechos de robos y ataques a balazos a cuatro años y seis meses de prisión.

-El 24 de abril del año en curso, se pidió la remisión a juicio de la causa

Son tres los internos acusados por haber prendido fuego una celda. El fiscal de Victoria, Eduardo Guaita, presentó el requerimiento de elevación a juicio de la causa que investiga el séxtuple homicidio que ocurrió en la Unidad Penal Nº 5, cuando tres internos asesinaron con fuego a otros seis que dormían en una celda. Fuente UNO, entrevista que el Fiscal Eduardo Guaita brindara al medio provincial.

Los acusados quedaron implicados en el expediente desde esa misma mañana que ocurrió la mayor masacre ocurrida en Entre Ríos. «El escrito presentado es básicamente una descripción de todos los fundamentos por los cuales considero que las personas son culpables, y se hace un estimativo de pena.

La prueba que quiero que se lleve al juicio, ya sea la producida como los testigos que tienen que deponer. Es un resúmen de la acusación», aseguró el fiscal.

El representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) consideró que la etapa de Investigación Penal Preparatoria (IPP) había concluido y que se había avanzado lo suficiente para llegar al juicio oral y público.

«Los videos y las declaraciones testimoniales de los internos, sobre todo compañeros de pabellón, además los penitenciarios de la Unidad Penal, los peritos que hicieron análisis de las causas del incendio, los estudios toxicológicos, y los médicos forenses», adelantó el fiscal.

Kevin Paniagua estaba cumpliendo una pena de 13 años de prisión efectiva por dos homicidios cometidos cuando era menor de edad; Ramón Framulari había recibido seis años por una decena de hechos delictivos, entre robos y balaceras; Maximiliano Chamorro tenía una condena de cuatro años y medio por asaltos y tiroteos. Pero desde el 7 de junio de 2018 es posible que estos jóvenes de entre 20 y 21 años no salgan de la cárcel hasta su vejez. La Fiscalía los acusa de un delito con agravantes que llevan únicamente a la prisión perpetua.

Se trata de la mayor masacre perpetrada en la provincia: el séxtuple homicidio ocurrido en la Unidad Penal de Victoria, donde los tres internos asesinaron con fuego a otros seis que dormían en una celda, y un séptimo sobrevivió.

Esta semana, el fiscal local Eduardo Guaita, presentó en el Juzgado de Garantías el requerimiento de elevación de la causa a juicio. Se trató de una investigación en la que los acusados quedaron implicados desde la misma mañana de la tragedia, pero por la magnitud del hecho fue necesario reunir todas las pruebas posibles para llevar a un debate.

Guaita informó a Uno Entre Ríos: «El escrito presentado es básicamente una descripción de todos los fundamentos por los cuales considero que las personas son culpables, y se hace un estimativo de pena. La prueba que quiero que se lleve al juicio, ya sea la producida como los testigos que tienen que deponer. Es un resumen de la acusación».

Acerca de las principales evidencias con las cuales cuenta la acusación, el fiscal afirmó que son «los videos y las declaraciones testimoniales de los internos, sobre todo compañeros de pabellón, además los penitenciarios de la Unidad Penal, los peritos que hicieron análisis de las causas del incendio, los estudios toxicológicos, y los médicos forenses».

Consultado acerca de los agravantes planteados sobre el delito de séxtuple homicidio imputado, además del intento de homicidio (por el único sobreviviente), Guaita explicó que se tratad de «alevosía (que es actuar sobre seguro, sin posibilidad de defensa de las víctimas), ensañamiento (generar un sufrimiento innecesario), utilización de un medio que genera un peligro común (al haber desatado un incendio) y por la premeditación de tres o más personas».

La alevosía se sustenta además en que fue «en un horario en que sabían que las personas estaban dormidas y aparte les cerraron la puerta con traba por afuera», refirió el fiscal, y agregó: «Nadie se esperaba semejante ataque».

La premeditación estaría acreditada en declaraciones de testigos, quienes contaron que durante toda la noche estuvieron planeando el ataque: al momento en que los celadores abrían las puertas de las celdas, encendían un colchón, lo metían en la habitación de las víctimas y cerraban la puerta. Esto mismo genera el «peligro común», ya que podrían haber causado un desastre aún mayor.

Además, el video de la cámara de vigilancia del pabellón es demasiado contundente sobre la autoría de los imputados y sobre el escaso tiempo que pasó entre que comenzaron los gritos y que los penitenciarios fueron al rescate, lo que quitaría especulaciones de posible complicidad de carceleros.

A un año del hecho del penal de Victoria

Hay tres imputados como responsables del séxtuple homicidio que ocurrió en 7 de junio del 2018.

En la jornada de este viernes 07 de Junio, se llevó a cabo en los tribunales de Victoria, la audiencia de remisión a juicio por los hechos ocurridos el 7 de junio del año pasado.

 El fiscal de Victoria Eduardo Guaita pidió la elevación a juicio de los tres internos de la Unidad Penal de Victoria por el séxtuple homicidio. La pena sería de prisión perpetua.

Los tres acusados por el incendio que mató a seis detenidos mientras dormían en una celda son: Kevin Paniagua, Ramón Framulari y Maximiliano Chamorro, jóvenes entre 20 y 21 años.

Paniagua debía cumplir una pena de 13 años por dos homicidios, Framulari seis años por una decena de hechos delictivos, entre robos y balaceras, y Chamorro cuatro años y medio por asaltos y tiroteos. Pero con la acusación de la Fiscalía por el incendio en Victoria deberían cumplir cadena perpetua.

Los tres delincuentes fueron identificados como autores del crimen desde el mes de junio, pero para realizar el juicio la Justicia necesitó recabar todas las pruebas necesarias para poder realizar el debate.

“El escrito presentado es básicamente una descripción de todos los fundamentos por los cuales considero que las personas son culpables, y se hace un estimativo de pena. La prueba que quiero que se lleve al juicio, ya sea la producida como los testigos que tienen que deponer. Es un resumen de la acusación”, señaló Guaita a en su momento al diario UNO.

Entre las evidencias presentadas se encuentran “los videos y las declaraciones testimoniales de los internos, sobre todo compañeros de pabellón, además los penitenciarios de la Unidad Penal, los peritos que hicieron análisis de las causas del incendio, los estudios toxicológicos, y los médicos forenses“.

Al sextuple homicidio imputado a los tres jóvenes se le suma el intento de homicidio a un sobreviviente del incendio y la figura de “alevosía, ensañamiento, utilización de un medio que genera un peligro común y por la premeditación de tres o más personas“.

El ataque se hizo “en un horario en que sabían que las personas estaban dormidas y aparte les cerraron la puerta con traba por afuera”. Además, los testigos señalaron que durante toda la noche los acusados estuvieron planificando el incendio.

Y la cámara de seguridad del pabellón es contundente, las mismas quitarían la posibilidad de que los carceleros hayan sido cómplices del ataque ya que se ve el tiempo que pasa entre que comenzaron los gritos de auxilio y el socorro de estos.

Casos de abuso

Por otro lado también hizo referencia a distintas denuncias de abuso que han cobrado protagonismo, como son el caso de los últimos días en la Unidad Penal de Victoria, como otrora en el municipio y una empresa privada.

Doctor Eduardo Guaita