Club de Pescadores abrió la Escuela de Vela y la práctica de actividades náuticas varias

El Club de Pescadores Victoria, Caza y Náutica abrió su temporada veraniega, con la Escuela de Vela y demás actividades náuticas, que se realizan durante todos los días, en sus instalaciones.. Hablamos con Andrés Anca, Vocal Titular de la comisión del club y tesorero, de la flamante Federación Entrerriana de Vela, de la que es miembro "Pescadores" y la Instructora de Vela, Betina Litmanovich, oriunda de la ciudad de Rosario.

Si hay algo que define al Club de Pescadores, Caza y Náutica Victoria, es el “hacer espejo” con la esencia e idiosincrasia victoriense; amén de ser un claro vestigio que enmarca nuestro riacho, acompañando en su paisaje litoraleño, al emblemático Pozo de Toma.

Por estos días estivales, el club de la costanera, ha dado rienda suelta a sus actividades deportivas, entre las que se encuentran aquellas relacionadas con el deporte & el agua; a cargo de Fabián Núñez, en la coordinación y desarrollo de las mismas, distribuidas en la semana.

Una de las de mayor apuesta, es la Escuela de Vela; en la que la instructora rosarina, Betina Litmanovich, despliega toda su sapienza y experiencia en el rubro; quien si bien cuenta con su carrera de grado en la arquitectura; su pasión por la navegabilidad, la hicieron llegar hasta las siete colinas, para hacer docencia. Esta escuela está encabezada por Andrés Domato, referente en la disciplina.

“Practico vela desde los 5 años, primero a través de optimist y luego en otras clases como cadet, laser, snaip; incluso hasta veleros grandes, pero más que nada optimist”, comentó Betina; quien ahora despunta su talento y pasión en nuestro riacho; transmitiendo su avidéz por el optimist, a los asistentes a sus clases y a la espera de todos y todas quienes quieran participar, en la franja etaria entre los 7 y 15 años. (Ver nota 2 al pie).

El currículum de la profesional en la disciplina; está atravesado por las aguas ecuatorianas y guatemaltecas; además de haber pasado por el Náutico San Isidro en Buenos Aires, Yatch Club de Rosario; Yatch Club santafesino con el equipo de timoneles y su base de siempre, en el reconocido Club de Velas de Rosario.

Acompañó la entrevista, el representante de la comisión del Club de Pescadores, Andrés Anca, quien hace las veces de Vocal Titular; además de integrar de la mano del club, la primer comisión de la Federación Entrerriana de Vela, conformada en el mes de septiembre del año en curso, en la capital provincial; siendo uno de los ocho clubes que forman este espacio tanto en la costa del Uruguay, como en la costa del Paraná de Entre Ríos. (Ver nota 1 al pie).

“El optimist es un deporte muy formativo, a nivel de como los chicos deben desenvolverse arriba de un barco, obviamente con el acompañamiento de la instructora y en este tiempo han logrado buenos resultados”, expresó, haciendo hincapié, en que es intención de la entidad la continuación y afianzamiento del mismo.

Quienes quieran aprender y practicar Optimist y demás clases dentro de la “Vela”, pueden comunicarse el Club de Pescadores Victoria teléfono 428132 o bien al celular de la mencionada instructora, Betina Litmanovich 341 3521013.

Algo sobre la historia del Club de Pescadores Victoria, Caza y Náutica

El 7 de Agosto de 1960, durante la Presidencia en la República Argentina del Doctor Don Arturo Frondizi, la Gobernación de Entre Ríos del Doctor Don Raúl Lucio Uranga y la Presidencia Municipal de Victoria del Señor Don Mario Ernesto Brassesco, “un grupo de entusiastas aficionados a la pesca, a instancias del Señor Don Tomás Bordón, se reunieron en las instalaciones del Club Atlético Huracán” y fundaron el Club de Pescadores.

Entre los presentes figuraban los Señores “Don Julio Zibecchi, Don Justo Bernachea, Don Ramón J. Aldao, Don Alfredo Baucis, Don Francisco Spada, Don Carlos Vicari, Don Emilio Taboada, Don Emilio De Angelis, Don Osvaldo Mirleti, Don Olegario Rojo, Don Pablo Reggiardo, Don Julio A. Trucco, Don Rubén Rebosio, Don José Luis Lozano, Don José Azcárate, Don Angel Clemente Camoirano, Don José C. Reggiardo, Don Humberto Schiffito, Don Eddie Franceschelli, Don Pedro Antonsanti, Don Ramón Indelángelo, Don Jorge Spada y Don Héctor González”. Allí, se nombró la primera Comisión Directiva, “cuya presidencia recayó en el Señor Don Tomás Bordón”.

Dos años después, el 2 de Abril de 1962 (durante la Presidencia de la República Argentina del Doctor José María Guido, la Gobernación de Entre Ríos del Doctor Don Raúl Lucio Uranga y la Presidencia Municipal de Victoria del Señor Don Juan Luis Grandjean), “se le otorgó la Personería Jurídica”, pasando a llamarse “Club de Pescadores, Caza y Náutica Victoria”.

Más tarde, el 2 de Septiembre de 1963, la institución consiguió que la Municipalidad, encabezada por el Señor Don Rómulo Poma Re, le concesione un predio (el actual) “por 99 años”.
Posteriormente, el 10 de Octubre de 1967 (durante la Presidencia Municipal de Victoria del Señor Don Eduardo A. Piaggio), se consiguió “la documentación correspondiente por Escritura Pública”.
Finalmente, “luego de la construcción de la sede, se añadieron la caleta, la guardería náutica, el balneario (con sus anexos) y la cancha de Paddle”.

NOTA 1: Mediante un cónclave celebrado el día 7 de septiembre del año en curso, en el Club Náutico Paraná (CNP), quedó establecida la Federación Entrerriana de Vela.

El flamante órgano provincial nació con la iniciativa de brindarle el respaldo estructural necesario a las diversas disciplinas que lo erigen.

Del lanzamiento fueron parte además de representantes del CNP, del Paraná Rowing Club, del Club Náutico de Gualeguaychú, Club de Pescadores Victoria Caza y Náutica, Yacht Club Entrerriano de Concepción del Uruguay y Concordia Yacht Club. Los directivos aunaron criterios y conformaron la primera Comisión Directiva del ente.

La cúpula dirigencial estará estructurada de la siguiente manera:
Presidente: Alejandro Ernesto Curto (Club Náutico Paraná)
Vicepresidente: Rodolfo Eustaquio Debeheres (Club Náutico de Gualeguaychú)
Secretario: Leopoldo Carranza (Paraná Rowing Club)
Tesorero: Andrés Amilcar Anca (Club de Pescadores Victoria Caza y Náutica)
Vocal: Daniel Ricardo Sadowski (Concordia Yacht Club)
Revisor de cuentas: Mario Enrique Cook (Yacht Club Entrerriano)

NOTA 2: sobre el Optimist
Optimist es una clase internacional de embarcación de vela ligera reconocida por la Federación Internacional de Vela y cuyo organismo rector es la International Optimist Dinghy Association (IODA). Fue diseñada por el estadounidense Clark Mills en 1947.

Está enfocada para niños de entre siete y quince años. Es un barco simple, estable, y, a la vez, competitivo.

Muchos conocedores y avezados en el área, consideran que el Optimist es el barco ideal para aprender a navegar elegido por la mayoría de las escuelas de vela del mundo. Es un barco que a la vez es usado para la iniciación a la competición y el que cuenta con el mayor número de unidades fabricadas en la historia.

El nacimiento del Optimist tiene una historia bastante particular. En la ciudad de Clearwater (Florida) en agosto de 1947, el Mayor Clifford A. McKay recién regresado a casa tras la Segunda Guerra Mundial vio cómo su hijo de 12 años utilizaba una caja de jabón con una vela y con la que hacían “regatas” por las calles de la ciudad.

Estas regatas fueron prohibidas por el alcalde de la ciudad por lo que el Mayor Clifford se reunió con el diseñador de barcos Clark Mills, para que intentase convertir esas cajas en un barco para niños lo más barato posible y que los niños no perdieran esa afición con la que se divertían. Meses después del lápiz de Mills salió el diseño del primer Optimist.

Después del éxito cosechado en Florida, sobre 1954 en Dinamarca comenzaron a fabricarse los primeros Optimist en Europa.

Su éxito fue tan grande que en 1962 nacía la Optimist Class Racing Association en Inglaterra y poco después toda Europa conformaba la Asociación Europea de la clase, que hoy es dirigida por la International Optimist Dinghy Association (IODA) a nivel mundial.

Este tipo de barco se diseñó con la premisa de que fuesen pequeños y manejables para los niños de hasta 15 años, pero sobretodo que fuesen muy económicos.

A pesar de su reducido tamaño es un barco muy duro y un niño que tenga ya cierto nivel puede llegar a navegar en él con condiciones de viento y mar bastante duros. Consta de dos flotadores en la proa en cada banda y otro en popa para que el Optimist no se hunda cuando vuelque.

También es muy característico de este barco la forma de su vela cangreja, completamente asimétrica que requiere además del mástil y de la botavara de una percha, o pico, para terminar de montarla y poder salir a navegar.