Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Interés General / 26-02-2019

Aero Club Victoria: a un paso de su 75 aniversario “sus aviones y la gente que caminó y camina sus hangares”

Un 26 de febrero de 1945 nacía el Aero Club Victoria, está a un año de cumplir sus “Bodas de Brillantes”; por lo que desde WWW.LT39NOTICIAS.COM.AR hablamos con su actual presidente Lucio Merzbacher y Javier Pittaluga, ex presidente del mismo y dueño del taller de aviones “Biplano” que se encuentra en el predio. La actividad del Aero después del puente. Su primer piloto nacido en victoria, recibido en la instituciòn, Hugo Juvenal Sosa. El “Aero”, contado por dos voces contemporáneas que ya forman parte de su historia.


Aero Club Victoria. Izquierda Javier Pittaluga, ex presidente; derecha Lucio Merzbacher, actual presidente. Foto centro Hugo Juvenal Sosa, primer piloto victoriense recibido en la institución.

Corría el año 1945 y nuestro país salía de una “década infame”,  para ir hacia el preludio de uno de los más importantes movimientos populares  que  se instaló a partir de allí en suelo argentino, con la figura de un General de nombre Juan Domingo Perón, quien por aquellos días si bien ocupó  la  titularidad del Departamento de Trabajo, la Secretaría de Trabajo y Previsión, el Ministerio de Guerra y la Vicepresidencia de la nación;  su nombre ya hacía siembra en innumerables corazones,  para una cosecha que selló la historia política argentina.

En tanto en las siete colinas  y ya avizorando  el progreso de un mundo comunicacional, se fundaba  el “Aero Club Victoria”,  un 26 de febrero de 1945;  durante la Presidencia de Facto de la Nación Argentina del General Don Edelmiro Julián Farrell.

La provincia estaba enmarcada por  la Intervención Federal de Entre Ríos del General de Brigada Don José Humberto Sosa Molina y la Intendencia Municipal de Victoria  era encabezada por el Señor Don Francisco Bilbao.

Su primer presidente, su primer piloto recibido en el “Aero” y su primer mecánico

Encabeza la lista de presidentes a lo largo de la historia del Aero Club, el prestigioso y recordado  Doctor Oscar Dellepiane (foto),  quien junto a otros locales, supieron avisorar y lograr fehacientemente el pilar de la aviación instalada en nuestra ciudad.

Hugo Juvenal Sosa, recordado aviador  victoriense, dedicado a la aviación comercial y a la fumigación aérea; fue  el primer piloto nacido en la ciudad de las rejas recibido en el Aero Club Victoria. (foto).

Juvenal, como le decían sus amigos, en el año 1970,  cuando se realizaron oportunamente los festejos de las  Bodas de Plata,  recibió de la institución un homenaje y posterior entrega de un pergamino firmado por toda la comisión de entonces,  por ser el “primer piloto recibido en esta  Institución, hijo de Victoria”,  tal cual reza el texto del mismo. (foto).

El mantenimiento de los aviones durante años,  a partir de la década  del sesenta,  estuvo bajo la responsabilidad del Señor Don Angel Bellinzoni, quien en aquella época de mameluco blanco recorría los hangares, quedándose a dormir en el mismo Aero, ya que era oriundo de la provincia de Buenos Aires.

Dos hangares con nombres internacionales

En la pista se construyeron dos hangares, “el primero se lo denominó Don Teodoro Fels y el Segundo Don Jorge Newbery, dos avezados referentes de la aviación, ¿quiénes fueron ellos?:

-Jorge Alejandro Newbery; nacido en Buenos Aires el 27 de mayo de 1875 y fallecido en Mendoza el 1 de marzo de 1914.

Fue un aviador, deportista, funcionario, ingeniero y hombre de ciencia argentino, que destacó notablemente en todas esas actividades. Es recordado especialmente por ser el artífice y fundador de la Aeronáutica Militar Argentina.

-Pablo Teodoro Fels; nacido en Conchillas, Colonia, Uruguay el 8 de mayo de 1891 y fallecido en ciudad de Buenos Aires, Argentina,  el 22 de julio de 1969.

Ha pasado a la historia de la aviación por dos hechos destacables; el primero fue el convertirse en el piloto más joven del mundo al obtener su licencia de aviador civil mientras era soldado el 23 de mayo de 1912 y el segundo, fue batir el récord mundial de vuelo sobre agua, al cruzar el Río de La Plata, en un vuelo desde Buenos Aires a Montevideo en 2 horas, 20 minutos, en la madrugada del 1 de diciembre de 1912 a bordo de un Bleriot.

Los primeros aviones guardados en los hangares

El 23 de Noviembre de 1951, durante la Presidencia Municipal de Victoria del Señor Don José Tristán Sosa Frutos,  el Aero Club Victoria obtuvo su Personería Jurídica.

En esa misma década como resultado de varios festivales, rifas y contribuciones particulares, se adquirieron dos aviones:

  • Pipper PA 28 Cherokee, nuevos de fábricas, modelo 1974
  • Cessna 172, modelo 1975

Ambos  importados de los Estados Unidos, los que fueron destinados a la Escuela de Pilotaje y también al traslado a distintos puntos de Santa Fe e inclusive a islas vecinas donde, en esa época, había veinte pistas en uso.

Lucio Merzbacher y Javier Pittaluga, dos contemporáneos que ya forman parte de su historia

Lucio Merzbacher,  sostiene calificadamente su presidencia en esta institución,   ya que es piloto comercial;   además de dedicarse al estudio de Movimientos de suelos  y  Niveles de terrenos;  Extracción de Arenas,  Canto Rodado y Triturados Pétreos.  Encabeza de igual manera Coover, Cooperativa Victoria de Electrificación Rural.

Por su parte Javier Pittaluga porta en su currículum un título de relevancia para el rubro,  Ingeniero Aeronáutico, extendido el mismo en la UNLP,  Universidad Nacional de La Plata, uno de los lugares en nuestro país,  donde se estudia esta importante carrera de grado. Desde el año 2006 tiene su taller de aviones  llamado BIPLANO,  en el hangar que se encuentra dentro del predio,  frente a la fachada central del Aero. (foto).

Ambos hablaron con  WWW.LT39NOTICIAS.COM.AR  sobre la situación actual y de la significancia que tiene en sus vidas esta institución aérea.

“Algo que hay que destacar es el cambio que sufrió el Aero Club desde la apertura del puente Victoria-Rosario,  totalmente radical,  Victoria se benefició mucho y subsistió;  antes el avión te llevaba a Rosario en 15 minutos y después del puente  el club,  pasó a ser una club cualquiera como en el resto del país,  donde ya  es muy difícil sustentarlo, antes tenía un ingreso que hoy no lo tiene más”, enfatizó Pittaluga.

-Lucio ¿cuántos aviones tiene el Aero Club en la actualidad?

-Tiene tres aviones importantes,  uno de los cuales se cambió en la gestión anterior de Gustavo Brambilla;  se compró un 150 que es un avión biplaza  para escuela, se cambió por un PA11,  en definitiva  hoy el Aero tiene tres aviones que nos está costando mantener y que se adquirieron en una época en que se volaba, se trabajaba, había una época donde había 17 vuelos diarios. Hoy contamos con dos aviones 172 y un 150 dos cuatriplaza y un biplaza. (fotos).

Además Merzbacher hizo hincapié en que la crisis no es sólo del común denominador de la sociedad;  ya que en estos últimos años con el aumento del combustible se vieron sumamente perjudicados; amén de la Escuela de Pilotaje que no cuenta con alumnos, en desmedro así de la situación económica de la institución.

Respecto del presente y su movimiento diario, el actual presidente relató,  “vuelan algunos pilotos particulares, porque los pilotos deben mantenerse en vuelo, sino se vence la matrícula, deben tener un mínimo de horas.  Incluso estamos subvencionando y cobramos lo mínimo para que el piloto pueda mantenerse y que el avión no esté parado. Sí puede haber alguien que pueda hacer un vuelo de bautismo o que quieran sobrevolar una isla o mirar un campo,  a eso lo hacemos, pero no es algo que tengamos un ingreso mensual”.

Dejando a la claras que hoy no se cuenta con esa actividad tríptica que otrora tenía; a saber, la actividad comercial, escuela de aviación y de paracaidismo.

En tanto que Pittaluga  puso énfasis en un tema no menor, que es  la aparición en estos tiempos de la ANAC,  Administración Nacional de Aviación Civil,  que es la  autoridad aeronáutica de la República Argentina,  organismo descentralizado dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, cuya misión consiste en Normar, Regular y Fiscalizar la aviación civil Argentina, optimizando niveles de Seguridad Operacional, en el espacio aéreo, aeropuertos y aeródromos de todo el País.

“Cuando apareció la Anac las cosas cambiaron mucho,  porque exigen muchas cosas nuevas para las escuelas y si bien no está mal, cuesta mucho mantenerse y está hecho para países más pudientes o con más recursos, apunta al futuro pero hay una inercia que hay que vencer y es que los aeros requieren de personas extras, de mucho manual para habilitar la escuela, lo cual antes no era así entonces, es decir que  hay más exigencias, pero hay que cumplirlo”.

-Javier ¿cómo es el panorama actual de la actividad aeronáutica en la región y en el país?

-La actividad aeronáutica está  mejorando en la parte técnica,  hay aviones que tienen un consumo mucho menor de combustibles,  hay una tecnología nueva que en algún momento impactará en nosotros,  por lo que  hay que tomar decisiones muy difíciles;  por ejemplo vender dos o tres aviones para comprar un avión nuevo,  son cosas que atentan contra una institución,  pero una cosa u otra nos lleva a estar en stand by, esperemos que mejore.

-LT39 NOTICIAS: ¿Qué opinión les merece la actividad de pulverizaciones aéreas y el medio ambiente, como su contralor; además de su “rival” en la fumigación terrestre?

-Javier Pittaluga:  La parte agrícola está sufriendo un embate de la ecología,  todo el tema del medio ambiente que también afecta,  hay partes del país donde se aplica más la actividad aérea,  acá es más chico, no son lugares buenos para las aplicaciones aéreas. Está legislada la distancia para fumigar,  yo creo que está bien todo lo que sirva para cuidarnos,  lo que no está bien son las decisiones tomadas. En cuanto a la actividad terrestre y su diferencia con la aérea, es que el avión es manejado por una persona entendida en los productos y las terrestres muchas veces no están manejadas por personas idóneas. La ecología apuntó más al avión, es más fácil educar al avión que a la terrestre.

-Lucio, imposible no preguntarte por aquel 21 de febrero del 2017, cuando se produjo el robo del avión y fuimos noticia a nivel nacional y latinoamericano; ya eras presidente del Aero Club.

-A la institución no la afectó porque el avión no era nuestro y en realidad nos sirvió para tomar conciencia del riesgo que se corre con una situación así.

Agregando  el ingeniero aeronáutico que justamente ese tipo de aviones es el buscado por la gente que se dedica a esas actividades  non sanctas del tráfico.

El AERO…un sentimiento

“Yo  le tengo especial cariño al club,  ya que cuando era chico iba con los aeromodelos y tenía la fantasía de volar,  tocaba los aviones y vivía ese ambiente,  el olor al combustible. A  los 20 años hice el curso y empecé a volar y uno le toma mucho cariño porque tiene que ver con los sueños de uno, está vinculado con eso”, expresó Javier, dejando en evidencia su innata pasión por la aviación.

“Siempre me gustaron los aviones y tuve la suerte y  la posibilidad de hacerlo,  hice aeromodelismo de chico,  por lo que estuve vinculado al club desde siempre y  hace 10 años me recibi de piloto,  si bien era un poco grande  fue cuando lo pude hacer  y además de haber un grupo de gente donde uno se siente bien y  eso ayuda,  si bien con las dificultades de la actividad”, aseveró Merzbacher; quien además hizo extensiva la invitación a toda la población para que se acerque al club y participe, ya que no es necesario ser piloto de avión,  sino sentir que se és parte de esta institutción aérea que nos pertenece a todos los victorienses y es parte protagonista de nuestra idiosincrasia..

Son incontables los nombres que pasaron por el predio aéreo, algunos para recordar  como  Tito Manso (foto blanco y negro junto a Hugo Juvenal Sosa, parados junto a la hélice del avión),  Augusto Digiovanni, Fermín Werbrauck (recordado taxista),  Uqui Lizarzoain, Don Bernedo, más conocido como “el comandante” y Juan Sosa,  piloto actualmente radicado en Antelo, quien de adolescente ingresó para realizar tareas  varias y  fue creciendo allí hasta ser piloto e incluso durante muchos años estuvo al frente de la insitutción, hasta que decidió instalarse en Villa Ángela.

El año próximo “el  Aero” festejará su aniversario 75  “de brillantes”, es decir que tal como una piedra tallada el Aero ya cuenta en su haber con un camino  trabajado, recorrido y en el que muchas almas que pasaron por allí concretaron sus sueños de volar entre las nubes,  haciendo realidad “esos deseos de infantes que parecen inalcanzables”.

 En el Acta constitutiva del Aero Club victoria figuran:

-Don Juan F. Secco

-Don José Gregorio Buzzi

-Don Oscar Dellepiane

-Don Juan F. Miglioli

-Don Lorenzo De María

-Don Raúl J. Guilisasti

-Don Luis Beghelini

-Don Juan C. Cano

-Don Luis Yausaz

-Don Guido Devalle

-Don Oscar W. Laxague

-Don Domingo Albornoz

-Don Juan de Mata Ibáñez

-Don Marcelo Maggio

-Don Julio Vera

-Don Oscar Escales

-Don Fabián F. Fontana

-Don Gregorio Rourich

-Don Jorge Vicari

-Don Raúl R. Trucco

-Don Alberto A. Rondot

-Don Ovidio Valentín Ramírez

-Don Aldo S. Firpo

-Don Juan Carlos

-Don Domingo Gorvea

-Don Julio Maggio

-Don Jaime Saltzman

-Don Abel Brassesco

-Don Juan A. Figueroa

-Don José A. Reggiardo

-Don Carlos R. Bardou

-Don José María Campañaro

-Don Florentino Liprandi

-Don Abrahan Hutin

 


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.