Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Regionales / 31-01-2019

¿Diputado talense el elegido por Bordet?

Que se enfrenten y saquen chispas entre dirigentes del PJ, de un bando y del otro. Ahora, si fuera cierto […]


Que se enfrenten y saquen chispas entre dirigentes del PJ, de un bando y del otro. Ahora, si fuera cierto que el diputado Juan Reynaldo Navarro (PJ-Tala) es el candidato de Gustavo Bordet para enfrentar a Sergio Urribarri, sería, cuanto menos y en el mejor de los casos, una tomada de pelo muy ramplona y vulgar. Hasta lo que sabemos, Navarro y Urribarri no sólo convergieron en un mismo grupo, sino que además son socios en varios emprendimientos comerciales (forma muy diplomática de llamar a los negocios nacidos al calor de pillerías políticas, muy seguramente contrarias a la ley) en los últimos ocho años.

Si esto es así, este desplazamiento de Urribarri y su reemplazo por el mutilado capilar Navarro, es más mentiroso y trucho que las promesas de Bordet, cuando a poco de asumir como gobernador de Entre Rios, vociferaba “urbi et orbi” que funcionario sospechado, denunciado o imputado por supuestos actos de corrupción, sería inmediatamente separado del cargo hasta que se aclare su situación judicial.

En ese envión purificador de la política (que sólo fue discursivo y de ocasión), todo sucedió exactamente al revés: quienes fueron denunciados y luego condenados, fueron no sólo confirmados en sus puestos, sino que en algunos casos solamente se los cambió de función. Tales los casos de Jorge Rodríguez, ex administrador de la DPV o recientemente, el de Juan Domingo “Palito” Orabona, que sigue presidiendo el Instituto del Seguro (IAPSER), estando judicialmente sospechado con el mismo grado de responsabilidad que el gran cuñado, Juan Pablo Aguilera, en la causa de los contratos truchos de la Legislatura.

Me preocupa que siga el festival de fantasías, mentiras y frases oportunistas, propias de coyunturas electorales, donde todo se exagera y disfraza, incluso hasta niveles de paroxismo o de locura aparente.

Cambiemos, en mí opinión, debe proponer un legislador propio (diputade, para no herir susceptibilidades de género) y no jugar de árbitro de un partido que no es propio y donde se juegan, apenas y en el mejor de los supuestos, cambios de figuritas de la misma comparsa política; donde lo que se intenta -casi con desesperación y premura- es quitarle centralidad y desaparecerlo (i.e., invisibilizarlo) a Sergio Daniel Urribarri, como suele hacer con “el peor del grado”.

No es un cambio ético ni de mejoramiento institucional, sino sólo de estrategia electoral y por tanto absolutamente cosmética. Puro marketing y nada nuevo bajo el sol. Habrá que asegurar esto también puertas para adentro del bloque de Cambiemos, puesto que no es para dormir tranquilos y con los ojos cerrados cuando, ayer nomás, la oposición entrerriana levantó acríticamente la mano para ungir a Sergio D. Urribarri como presidente de Diputados por un año más.

Antes que me salten, digo: lo hicieron -ya lo sé- por respeto irrestricto a una costumbre parlamentaria que por usos y costumbres se ha convertido en norma no escrita, consuetudinaria. Tengo mis reservas de tal teoria, conociendo a algunos “pollos de mi huevo”…

En fin, que cada quien juegue su partida en esta instancia, sin comprometer a nadie. El horno no está para bollos y la gente común, la que tiene que laburar todos los días para llevar el pan a la mesa, tiene cada día menos paciencia.

Antes de terminar: creer que Reynaldo y el Pato son distintos, es una enorme ingenuidad, casi imperdonable para quienes se dicen políticos de raza. Y darle a Juan R. Navarro el manejo de la caja de la HCD es exactamente igual que delegarle a Drácula la administración de un banco de sangre!!! Cuidado con los cambios que no son tales.

Por Rubén Pagliotto
(especial para ANALISIS DIGITAL)

 


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.