Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Interés General / 22-01-2019

Corso “Mario Poiret”: más de cinco décadas en la farmacia y dos en el carrusel victoriense

Comenzaron los carnavales en las siete colinas, y con ellos nombres, vidas e historias de personas y personajes nuestros, gente que hicieron posible una tierra de idiosincracia fértil y vívida en los corazones contemporáneos. Uno de ellos fue Miguel Ángel Poiret, quien presta su nombre y memoria para esta edición carnestolenda. WWW.LT39NOTICIAS.COM.AR habló con su esposa Gladys Otegui , acercándonos también hasta Farmacia del Águila, comercio en el que trabajó por el lapso de 52 años, toda una vida. (fotogalería). Ampliaremos en semanario LA SEMANA edición sábado 26 de enero 2019.




Los albores de su vida hablan de la primavera victoriense de 1941, donde Mario Miguel Ángel ya supo que su corazón se estremecería ante cada verano carnavalesco, aquí en la capital provincial del carnaval entrerriano.

Su vida buscó albergue en dos instituciones centenarias de las siete colinas; donde por un lado su ser infante discurrió en el barrio de la popular placita Mariano Moreno, en los pasillos de la Escuela Francisco Narciso de Laprida y ya entrando en la adolescencia, comenzó como cadete en la tradicional Farmacia del Águila, de la mano de la familia Oviedo;  donde estuvo cincuenta y dos años, hasta su jubilación, lugar en el que claramente encontró el refugio donde apoyar su andar adolescente, juvenil y adulto.

“Nunca se quejó del trabajo, tampoco de ir a trabajar, ¿me preguntás quién fue Mario?, yo te digo fue una excelente persona, amorosa, respetuosa, trabajadora, luchadora, excelente persona”, sentenció Gladys, su compañera, su novia, su mujer y mucho más que eso… su partenaire en los bailes de carnaval.

Mario y Gladys, un amor que debía ser vivido

Gladys y Mario se conocieron cuando ella siendo muy niña ingresaba en sus estudios primarios y él ya finalizaba, si bien ella no recuerda con exactitud la época, él se lo comentaba con asiduidad.

Luego la vida de ambos fue por senderos distintos dentro de la misma ciudad, hasta que sus miradas se unieron en el momento indicado.

Mario ya viudo de Judith Villa y Gladys después de un sinsabor,  se encontraba sola con dos hijas Carina y Fabiana;  pero un instante bastó para que ambos decidieran seguir caminando juntos.

Amor éste sellado con el nacimiento de Carolina, quien hoy cuenta 33 años de vida.

Mario y sus dos pilares, la farmacia y el carnaval

Con una incipiente edad juvenil ingresó a trabajar a la prestigiosa farmacia “Del Águila”, símbolo si los hay de la idiosincrasia local y fue ésta su sede de facultad de la vida; donde estuvo cinco décadas y dos años más, hasta llegar a su legal edad jubilatoria.

En el medio hubo mucho, lágrimas y preocupaciones, ya que una adversa patología hizo siembra en su ser a partir de la década del 80 y nunca más lo abandonó. Contó en su haber con 17 operaciones, 19 días en coma e internaciones varias.

Pero si hay algo que transversalmente cruzó su esencia, fue el espíritu carnavalesco que imperó ante tamaña enfermedad.

-¿En qué momento de su vida comenzó a interesarse en la participación en los carnavales?

-Cuando era soltero en los corsos de plaza San Martín iba y su mamá le confeccionaba los trajes.

“Después de una de sus ajetreadas internaciones, se presentó de igual manera en los carnavales, ya que habían sido invitados por el recordado Ricardo Brambilla, reemplazando a la señora de Haidar”, siendo ese el preludio de lo que luego se instalaría por años en sus vidas.

Nunca más dejó de bailar en el circuito carnestolendo, haciéndolo hasta el 2010, año en el que partió definitivamente, “siempre lo llevó con placer, él esperaba  el verano y el carnaval”.

“Si él estuviese, estaríamos saliendo a bailar con trajes coloridos en las noches de carnaval”, enfatizó  nostalgiosa Gladys.

-¿Cuándo y cómo recibiste la noticia de este homenaje a Mario?

-Me llamó el Director de Cultura Luis María Andrade, aparte de ser amigo y me dijo estás de acuerdo y yo le dije es un placer, ya te de confirmo que sí, le dije; si bien cabe destacar que desde Arte y Magia ya lo agasajaron en vida.

El recuerdo de Farmacia del Águila

Desde WWW.LT39NOTICIAS.COM.AR nos acercamos hasta la farmacia de la esquina de calles España e Italia; donde Marcela Werbrauck de Oviedo, titular de la firma y Patricia Caballero, empleada que lleva en el lugar 38 años; recordaron la memoria de un gran compañero de trabajo.

“hablaba todo el día del corso, hablaba con la gente del corso y era un fanático de Cristina Arellano”, recordó con gracia Patricia.

“Oportunamente se retiró a realizar el Servicio Militar y al volver continuó, Fue una excelente persona, de confianza muy respetuoso, no hay palabras de halago que definan lo buena persona que era y me emocionó que los carnavales lleven su nombre”, replicó Marcela.

Claramente los carnavales en nuestra ciudad son bien llamados nuestra fiesta mayor, ya que en ella confluyen nombres, historias, vivencias,  hombres  y  mujeres;   tal el caso de  nuestro protagonista Mario Poiret,  quien desde el cielo decidió bailar con  MOMO en este verano…

(Ampliaremos en semanario LA SEMANA edición sábado 26 de enero 2019).

 


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.