Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Interés General / 09-04-2018

Sarampión: “sólo hay que estar alertas y tener los chicos vacunados”

Después de un caso autóctono de sarampión producido en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la población sanitaria se vió en alerta, ya que no se veía esta patología hace casi dos décadas. Desde UNO recurrimos a la opinión calificada de la pediatra victoriense Doctora Marta Valencia.


Doctora Marta Valencia


El sarampión es una enfermedad infecciosa y contagiosa, causada por un virus, que se caracteriza por la aparición de pequeñas manchas rojas en la piel, fiebre alta y síntomas catarrales; generalmente se padece durante la infancia y puede prevenirse mediante la vacunación.

Por estos días los medios de comunicación la colocaron en primera plana, a raíz de un caso autóctono producido en Caba, ciudad autónoma de Buenos Aires; padecido por una bebé de 8 meses de vida, quien no se encontraba vacunada.

Ante la presencia en la población sanitaria del caso mencionado, el Ministerio de Salud de la Ciudad tomó cartas en el asunto, por lo que se encuentran en vigilancia epidemiológica.

Además desde la Subsecretaría de Planificación Sanitaria de la Ciudad de Buenos Aires, se informó oportunamente que se está realizando un “control de foco” que incluye la observación de 70 personas por temor a que hayan sido contagiadas por la niña internada con sarampión.

Tal decisión fue tomada porque se tuvo en cuenta que la beba estuvo concurriendo con algunas líneas de fiebre a su guardería los días 21, 22 y 23 de marzo, por lo que pudo haber contagiado no solo a los compañeros, sino también a los adultos a cargo.

Sin embargo cabe destacar que en su momento nuestro país fue declarado “libre de sarampión”; agregando que en la actualidad no hay casos declarados ni confirmados, sólo el de Buenos Aires, si bien se están tomando precauciones para que no se extienda la enfermedad, según informaron desde el Ministerio de Salud de la Ciudad.

 

UNO se acercó hasta el consultorio de la pediatra local Marta Valencia para evaluar la situación en la ciudad y la región.

 

“Hay que tener en cuenta que estamos viviendo en un época de mucha migración internacional, los vuelos aéreos de los campeonatos mundiales,  movimientos masivos de gente que se moviliza por diferentes motivos y en medio de esta realidad,  desgraciadamente ha aparecido un caso en Buenos Aires,  después de muchísimo tiempo”,  dijo a modo introductorio en su relato la profesional.

Destacando que éste era un virus que años atrás se instalaba en la población todos los otoños  y primaveras cobrándose vidas,  porque era una enfermedad potencialmente mortal,   “si bien la gran mayoría de los casos cursa como una virosis y se sobrevive,  existe un porcentaje de mortalidad por las complicaciones a nivel cerebral o por la sobre infección bacteriana que genera al cursar la mismas”.

A esta enfermedad también se la conoce como la “del triple catarro”  porque cursa con conjuntivitis,  con secreción nasal y bronquiales, de ahí la tríada  explicó la medica,  “en la gran mayoría de los casos no es mortal, la misma  es potencial,   la mayoría de los casos evolucionan curando;  pero hay que estar atentos a los chicos que hacen fiebre porque no siempre la erupción aparece antes que la fiebre”.

Según su opinión dijo que hay que estar alerta y no cundir en pánico, ya que es un caso en un país de cincuenta millones de habitantes; si bien hay que tener en cuenta que el virus esta circulando, siendo un caso autóctono; por lo que la medida prioritaria es la pertinente vacunación.

“En este momento en el país se está colocando la vacuna del sarampión, junto con la triple viral que es con rubiola y papera al año de vida,  haciéndose un refuerzo a los seis años,  es decir que todos los chicos de seis años deben tener dos vacunas colocadas y todo chico mayor de un año debe tener una dosis de vacuna colocada”, enfatizó.

– ¿En qué medida a vacuna baja el índice de mortalidad?

– El chico vacunado generalmente no se enferma de sarampión, salvo unos pocos casos porque la vacuna tiene un alto grado de protección, el riesgo está en  los menores de un año que no tienen la protección de la vacuna y también en los menores de un año que no reciben el pecho materno,  porque convengamos que si un bebé hasta un año está recibiendo el pecho materno,  recibe anticuerpos de la madre, la  que a su vez está vacunada contra el sarampión y tiene anticuerpos. Los más desprotegidos son los bebés menores de un año y los  que no reciben la lactancia materna.

-¿Hay directivas de campaña a nivel nacional?

-No aún, pero sí se está aconsejando que chicos que de seis meses a un año que viajen a zonas donde hay sarampión, por ejemplo Venezuela, se vacunen, sin desmedro a que luego se siga con el esquema oficial  argentino que es vacunar al año.

– ¿y en el caso de los adultos?

-Los adultos están vacunados y yo te hablo de hace muchos años donde se vacunaba a los 9 y 15 meses, se hacía doble vacuna:  por lo que  todos los adultos tienen vacuna e inmunidad de por vida. El riesgo te repito está en los menores de seis meses que no se van a poder vacunar, ya que si hay una epidemia en nuestro país una vacunación a virus vivos no se indica a esta población.

-De acuerdo a lo que expresó entonces ¿cómo se los protege?

-Se los protege con la leche materna, la cual es una protección permanente y es una entrega diaria de anticuerpos de todo tipo; si un madre que está amamantando y se está en presencia de un virus y ella tiene anticuerpos,  levanta inmediatamente el valor de sus anticuerpos y se lo pasa  ante cada teteada que le da a su hijo, es así la mejor forma de prevenir.

-¿Específicamente en Victoria cuando se presentó el último caso de sarampión?

– Debe ser aproximadamente treinta años que yo no veo un caso de sarampión en la ciudad y en la región. El último caso fue un paciente del campo que se contagió la enfermedad con unos porteños que habían ido a comprar en el almacén al lado de la ruta;  en ese momento  no podíamos entender como había empezado el contagio,  luego nos enteramos que esa gente que entró a comprar salame,  tenían el virus traspasándolo a ese chiquito.

-¿Cuál es su consejo como profesional de la salud de determinada población etaria?

– Tenemos que estar alertas los pediatras, papas, maestros y revisar los carnets de vacunación, alertar a la población que ante un lactante o un chiquito con fiebre se debe consultar a los pediatras. El sarampión es un enfermedad viral altamente contagiosa,  con síntomas  comunes a otras enfermedades virales como la gripe o bacteriana como las anginas, donde el síntoma de inicio es la fiebre,  por eso es importante buscar los signos previos a la erupción,  porque el sarampión contagia antes de erupcionar, pero los pediatras tenemos armas para sospechar  la enfermedad antes que eso suceda y estar alertas para buscar esos síntomas.

Para finalizar la Doctora Valencia recalcó lo dicho con antelación “el sarampión es potencialmente mortal pero no tiene un alto índice de mortalidad, sí es altamente contagioso, sí existe la posibilidad de la complicación encefálica,  la meningoencefalitis sarampionosa y  la complicación de la sobre infección bacteriana,  generalmente se complica con neumonía o meningitis y eso es lo que hace que el sarampión sea temible; pero  sólo hay que estar alertas y tener los chicos vacunados y los de 6 meses a un año que viajen deben recibir una dosis de la vacuna”.

 


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.