Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Interés General / 10-02-2018

Asesoramiento de Imágen, una actividad que hizo escala en las siete colinas

César Pittaluga es un victoriense que se dedica al Asesoramiento de Imagen, actividad ésta típica de grandes urbes que ha arribado a la ciudad de las rejas. Hilda Sosa periodista de LT39 NOTICIAS se acercó hasta su estudio y así  adentrarnos, en este mundo de raigambre contemporánea.


César Pittaluga, Organizador de Eventos, especializado en Estilismo Personal

La Pirámide de Maslow, o jerarquía de las necesidades humanas, es una teoría psicológica propuesta por el Psiquiatra y Psicólogo estadounidense Abraham Maslow (1908-1970)  en su obra: Una teoría sobre la motivación humana, donde formula una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide).

La escala de las necesidades de Maslow se describe a menudo como una pirámide que consta de cinco niveles: los cuatro primeros niveles pueden ser agrupados como «necesidades de déficit (primordiales); al nivel superior lo denominó «autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser».

La idea básica de esta jerarquía es que las necesidades más altas ocupan nuestra atención sólo cuando se han satisfecho las necesidades inferiores de la pirámide, asi estarían:

-Necesidades básicas, son necesidades fisiológicas básicas para mantener la homeostasis (referente a la salud); dentro de estas, por ejemplo respirar, tomar agu, alimentarse, dormir, descansar.

  -Necesidades de seguridad y protección,  surgen cuando las necesidades fisiológicas se mantienen compensadas. Son las necesidades de sentirse seguro y protegido, incluso desarrollar ciertos límites en cuanto al orden; por ejemplo seguridad de empleo, de ingresos y recursos, seguridad moral, familiar y de propiedad privada.

  -Necesidades de afiliación y afecto,  están relacionadas con el desarrollo afectivo del individuo, son las necesidades de asociación, participación y aceptación. Estas se forman a partir del esquema social.

  -Necesidades de estima, Maslow describió dos tipos de necesidades de estima, una alta y otra baja.

  • La estima altaconcierne a la necesidad del respeto a uno mismo, e incluye sentimientos tales como confianza, competencia, maestría, logros, independencia y libertad.
  • La estima bajaconcierne al respeto de las demás personas: la necesidad de atención, aprecio, reconocimiento, reputación, estatus, dignidad, fama, gloria, e incluso dominio.

  -Autorrealización o autoactualización

Es la necesidad psicológica más elevada del ser humano, se halla en la cima de las jerarquías, y es a través de su satisfacción que se encuentra una justificación o un sentido válido a la vida mediante el desarrollo potencial de una actividad. Se llega a ésta cuando todos los niveles anteriores han sido alcanzados y completados, o al menos, hasta cierto punto.

Pero en esta última década hay algunos autores que dicen que  la belleza y el poder son dos valores que bien se podrían ubicar a la cabeza de esta emblemática Pirámide de las Necesidades Humanas.

Y es justamente la belleza, la imágen, la estética,  las que han alcanzado un protagonismo a considerar en nuestra contemporaneidad; hasta incluso habiéndose creado un nuevo “oficio”, que es el Asesoramiento de Imagen; la cual ha arribado a las siete colinas de la mano de César Pittaluga, de profesión Organizador de Eventos, pero que su gusto por la armonía lo llevo a incursionar en esta actividad.

Este semanario se acerco hasta su estudio, ubicado a pasos de la placita Moreno, donde nos comentó los bemoles de una actividad,  que por sus características bien se podría pensar que sólo tendría cabida en una gran urbe, pero este victoriense con esfuerzo y dedicación ha demostrado lo contrario.

Todo asesor de imágen persigue el propósito de una visualizaci´n armónica con las características físicas y el estilo personal del cliente, potenciando las cualidades, opacando las áreas defectuosas y mejorando determinados aspectos que forman parte de la presencia del individuo, como pueden ser la compostura, el saber estar o las actitudes corporales y su forma de vestir. Es decir que comprende la completa remodelación de la presencia de un sujeto.

Para lograr un buen resultado y que una persona pueda sacar provecho de su imagen, el asesor hace una evaluación y diagnóstico de Imagen, identificando el estilo y los objetivos de cada persona; para finalmente estructurar un programa de Asesoría en Imagen, con el plan de acción correspondiente, acorde al estilo y objetivos personales de cada cliente.

  • ¿Cómo llegaste a dedicarte al Asesoramiento de Imagen?
  • Yo estudié Organización de Eventos en Rosario y me perfeccioné en Buenos Aires, en la tecnicatura tuve una materia que era Imagen Institucional, que me gustó mucho entonces me fui más por el lado de la imagen y me incliné por la parte imágen personal,  luego hice producción de moda y me enfoqué más en lo que es el estilismo personal, que es una especie de asesoramiento de imagen, ya que el asesoramiento se basa más en cuestiones protocolares, en tanto que el estilismo tiene más que ver con la tendencia actual de la moda. Es decir que mi función sería que funcione su imagen, su vestuario y que todo eso forme como un rompecabezas para lograr la imagen de la clienta.
  • ¿Porqué hacés hincapié en el estilismo personal, diferenciándolo del asesoramiento?
  • El estilista personal lo que hace es partir de un estilismo comercial por ejemplo imponer un producto en el mercado, a mí me gusta mostrar todo, el estilismo pasó a ser mucho más importante que la prenda en si, pero si no va con los zapatos correctos con el accesorio y bijouterie y peinados correctos, eso es estilismo. La belleza es armonía, se busca eso.

César en su relato recordó cuando siendo un infante miraba los desfiles de Ante Garmáz junto a su madre, lo que ayudó a asentar su sentido de la estética, “toda mi vida fui observador de la belleza y con el tiempo me convertí en un fanático de los certámenes de belleza, miro siempre el Miss Colombia, Miss Venezuela y todos los internacionales”.

No es tema menor su circunstancia familiar en esta elección de vida,  ya que sus dos hermanas fueron oportunamente Reinas Departamentales, Lorena Pittaluga Reina Departamental y Provincial en 1997, quien también participó en Miss Argentina y Natalia Pittaluga electa Reina Departamental en el 2003.

“La imagen hoy por hoy con un mundo globalizado es fundamental para todo, la vestimenta es nuestra segunda piel y muchas veces hay gente que no tiene una segunda oportunidad de vernos, entonces por eso la vestimenta es tan importante, la presencia, la primera impresión es fundamental, por eso es tan importante en las campañas políticas”, sentenció con sabiduría.

  • ¿Tiene cabida esta actividad en Victoria?
  • En Victoria la moda es difícil está obsoleta, la tendencia llega tarde, pero yo soy fanático del estilo, la diferencia es que en Victoria la sociedad es más obrera y vuelve rápidamente a la casa, no así en las ciudades grandes donde se sale del trabajo y la gente sale a tomar un café. Pero en cuanto a la actividad en sí todos me decían que en Victoria no iba a poder vivir de ésto y la verdad es que vengo demostrando todo lo contrario, cada vez tengo más asesoramiento.
  • ¿Qué vestimenta no debe falta nunca en el guardarropas de una mujer?
  • Hay prendas que no importa si sos de ciudad o de pueblo, hay prendas que son básicas y que hacen a una mujer sofisticada, puede ser el clásico vestido negro, los clásicos stilettos,  un buen tailleur ,  una camisa blanca,  falda tubo, depende la ocasión y la edad de la mujer.

César fue contundente al definir aquello que sostiene su ideal,  “ tengo una premisa de vida, hacer lo que yo amo y me gusta asi gane dos pesos o fortunas, pero no me imagino hacer otra cosa, no sé si lo hago bien, pero es lo que mejor hago”.

Su asesoramiento a la Reina Departamental y a la Segunda Princesa

Los servicios profesionales de Asesoramiento de Imágen de nuestro entrevistado fueron contratados por dos de las postulantes de  los Corsos 2018, la finalmente Reina Departamental Delfina Corsich y la electa Segunda Princesa Milagros Gaitán.

“Yo me adecúo a lo que el cliente viene y me propone, en el caso de la Reina el Club 25 contaba con una casa en Rosario que le iba a prestar el vestido,  por lo que fuimos juntos y elegimos el más atinado para la ocasión y en el caso de la Segunda Princesa fuimos a mi modista,  ella confió en mí y le hizo el vestido”.

Destacando que al ser referente de ambas postulantes lo hizo complicado y desafiante a la vez.

“Yo sé lo que genera este tipo de certámenes, por lo que  el asesoramiento y no sólo es la vestimenta para todas las presentaciones de ellas dos  todo estuvo bajo mi lupa y el tema de lo que fue armado de traje de carnaval, pasarela, entrevista personal y las cosas que hay que tener en cuenta fue mucho más extensivo el servicio”.

 

 

 

 


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.