Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Interés General / 11-01-2018

Las enfermedades de las piletas

Los consejos necesarios para disfrutar de los natatorios sin enfermarse en el intento. Dos especialistas en pediatría enumeran qué hay que saber antes de entrar a la pileta.



El mes de enero comenzó con jornadas de altas temperaturas e índices de humedad, que provocaron que cientos de familias se vuelquen a los centros recreativos acuáticos de la ciudad. De todas maneras, los cuidados de los más pequeños, suponen una atención muy particular.

Al respecto, La Semana consultó a dos reconocidos pediatras de Victoria. Ambos coincidieron, que son varias las infecciones que pueden contraerse en el natatorio, tanto gástricas, como en los oídos, la vista y en la piel.

Para el doctor Federico Picchi, la diarrea es la enfermedad más frecuente porque se contagian al tragar agua. En este sentido, remarca: “es importante que los lactantes menores de dos años usen los pañales para nadar, revisándolos los padres cada hora para poder cambiarlos periódicamente lejos de la pileta”. También agregó que es prioritario lavarse bien las manos antes y después de cambiarlos y que los adultos que presentan vómitos o diarreas, directamente deben evitar la pileta.

En el mismo sentido, para el doctor César Etchard, es importante cuidar la piel de los niños, ponerle protector solar, destacando que antes del año el bebé siempre debe estar en la sombra. “Si se está cerca del agua o la nieve igual usar protección por el reflejo”, señaló. Asimismo sostuvo que es prioritario no tomar sol antes de las 4 de la tarde y mantener al pequeño bien hidratado con agua.

Otra de las problemáticas puede darse en la piel. Sobre el tema Picchi indicó: “a veces uno está lastimado y va al agua, entonces ingresa a la herida una bacteria y la infecta produciendo la sobreinfección bacteriana”. Sugirió evitar la pileta en estas situaciones.

Etchard, subrayó como relevante cuidar a los gurises de las conjuntivitis y las otitis. Y aclaró: “existen dos tipos, las infecciosas y las químicas, esta última la produce el cloro”. Por su parte, Picchi agregó que dentro de las otitis, la más frecuente es la externa, es decir la del conducto auditivo. “A veces cuando salimos de la pileta tenemos agua dentro de los oídos, eso va macerando, lastimando la piel que recubre el conducto formando la otitis”. En ese sentido, sugirió, no introducir hisopos y secarse bien los oídos.

Cifras alarmantes

Ambos pediatras reparan en la importancia de cuidar con mucha precaución a los niños cuando están en la pileta, dado que es importante el número de pequeños que ingresan  semi-ahogados a las guardias de los efectores de salud locales. Acerca del tema el doctor Etchard sostuvo que en los últimos 10 años existieron más muertes de chicos por ahogamiento que por meningitis. “Un niño no puede estar solo en la pileta o el balneario por más que tenga 20 cm de agua”. Explicó que si el bebé se cae sus mecanismos adaptativos no le permiten pararse y puede tragar agua en espacios de poca profundidad.

En la última década se produjeron 6 decesos de niños por ahogamiento. Por este motivo, los expertos consultados sostienen que sería interesante que durante el invierno, en piletas cerradas, puedan aprender a nadar como parte de la materia educación física que se dicta en las escuelas.


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.