Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Interés General / 10-01-2018

La palabra del abogado de Nahir Galarza en exclusiva con el semanario LA SEMANA

La Semana accedió en exclusiva a una charla con el doctor Victor Rebossio, defensor de la joven. El asesinato de Fernando Pastorizzo despertó la polémica acerca de qué se entiende por violencia de género.



En la fiscalía de Gualeguaychú no salían de su asombro. Es que investigaban el crimen de un joven de 21 años que fue hallado con dos disparos en la madrugada del último viernes del  año pasado. Cuando se presentó la hija de un policía y confesó que ella lo había matado. Se trataba de Nahir Galarza de 19 años, hija de Marcelo Galarza, policía que trabaja en la Departamental de Gualeguay, quien en la última semana comenzó a ser investigado por Asuntos Internos de la Policía de Entre ríos.

Desde un primer momento, los investigadores descartaron la hipótesis de un robo, porque a Fernando no le faltaba nada. En la fiscalía, además del remisero dieron testimonio otros testigos. A todos les dio negativo el dermotest, la prueba para verificar si hay restos de pólvora en la mano por haber disparado un arma.

El joven fue encontrado el viernes entre las 5.20 y 5.30. Estaba tirado en el piso y agonizando junto a su moto, en General Paz al 370, entre Pueyrredón y Artigas. Lo vio un remisero y enseguida llamó a la Policía.

Uno de los testigos declaró: “Movía la boca, no estaba muerto”, y detalló que pidieron una ambulancia. Según este testimonio, cuando llegaron los médicos, entre 20 y 30 minutos más tarde, ya había fallecido.

El remisero relató que vio la moto caída “y al lado un muchacho en el suelo y otra persona agachada que supuestamente lo estaba ayudando”. Luego de dejar a una pasajera, volvió “para ver si podía ser de alguna ayuda”. Pero al llegar ya no estaba la persona que había visto previamente.

Fernando y Nahir habían estado juntos en la casa de ella, hasta que salieron a dar una vuelta en moto por Costanera, la calle Bolívar, Avenida Parque y finalmente el Barrio Rocamora, donde ocurrió el crimen.

Nahir había sido la última persona en estar con Fernando, quien era su ex novio. Por esa razón, la habían interrogado durante la mañana, horas después del hallazgo de la víctima.

En una segunda declaración que realizó acompañada por su abogado, ella misma contó que le disparó al joven con el arma 9 milímetros de su padre. De inmediato dispusieron la detención de Nahir, que fue trasladada a la sala 6 de Psiquiatría del Hospital Centenario, debido a que se encontraba en estado de shock.

En los últimos días de esta semana, el juez Guillermo Biré, titular del Juzgado de Garantías N° 2 de Gualeguaychú, dictó la prisión preventiva por 60 días. Se encuentra alojada en la Comisaría del niño y la mujer de esa localidad.

El abogado defensor

Este semanario accedió a una charla con el doctor Victor Rebossio, abogado de Nahir Galarza. El letrado sostuvo que la joven ya recibió una condena social. Al respecto remarcó: “En Gualeguaychú hay mucha gente que decretó sentencia”. Y agregó: “Nahir a mi entender es víctima de violencia de género. Acá hay violencia brava que está descripta en el expediente porque los celulares están siendo investigados y las armas están secuestradas”. Agregó el abogado que hay testigos de las dos partes que plantean el tema de la violencia.

Rebossio aseguró que su clienta está detenida esperando ser escuchada.  “Al momento de declarar estaba muy mal por eso pedí que sea atendida por los especialistas en psiquiatría porque no estaba en sus cabales pero éstos la dieron de alta a los empujones por la presión social”, contó.

El abogado relató en este medio que la pareja tenía frecuentes peleas. “Ellos se mataban a palos. La regla hubiese sido que sea ella la que tendría que estar enterada y no Fernando pero quizá Nahir tomó la delantera”, reflexionó Rebossio.

Adelantó que solicitará pericias psiquiátricas y psicológicas para su defendido y una autopsia psicológica para el fallecido.

De igual manera adelantó que defenderá al padre de la joven, Marcelo Galarza, quien también está siendo investigado por Asuntos Internos de nuestra policía provincial. Al respecto esto último, el abogado explicó: “En ese caso hay una acción abstracta porque el padre tiene derecho a descansar, su hija sabía dónde estaba el arma, la agarró y la usó. Su papá se levantó y sin saber nada se fue a trabajar”, relató.


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.