Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Interés General / 08-10-2017

95° Expo 2017, discurso completo brindado por el Presidente de la SRV Eduardo Grimaux

  Buenas Tardes, Antes que nada quiero agradecer a cada uno de ustedes por estar presentes acompañando esta 95º Expo […]


Eduardo Grimaux, Presidente Sociedad Rural Victoria

 

Buenas Tardes,
Antes que nada quiero agradecer a cada uno de ustedes por estar presentes acompañando esta 95º Expo Victoria, evento que se realiza en el marco del 110º aniversario de la creación de nuestra entidad.

Este predio, este escenario y este óvalo frente a nosotros son la expresión del encuentro entre el campo y la ciudad. Una propuesta que no solamente busca captar al productor, la empresa o servicios del sector, ¡aquí está la familia disfrutando de este día, junto a centenares de jinetes que conforman nuestras queridas agrupaciones gauchas, ¡símbolo de tradición!, pero también están nuestros emprendedores, artesanos e instituciones comprometidas con el fortalecimiento de nuestros valores y expectativas / de un futuro de unidad y superación de las diferencias.
Hacemos extensivo nuestro saludo de bienvenida a todos y cada uno de los funcionarios y autoridades presentes, ellos también cumplen un rol decisivo en esta construcción.

Fue un 22 de junio de 1907 cuando un grupo de hombres comprometidos con su tiempo decidieron cambiar su condición de caleros e incipientes industriales para encarar de lleno lo que sería –con el correr de los años– la Sociedad Rural de Victoria. Estaba todo por hacer, y no dudaron en levantar una bandera de unidad y esfuerzo común para asegurar un porvenir donde sentirse orgullosos.

Esta historia ¡nuestra historia! resuena en estas paredes, nos enorgullece por lo que significaron esas ideas puestas a trabajar, algunas de las cuales siguen hasta nuestros días, muestra del compromiso con el campo, pero también con la ciudad que los vio nacer.

No es una tarea sencilla formar parte de una entidad que resguarda los ideales e intereses del productor y del hombre que vive en el campo; menos cuando la realidad nos pone de rodillas una y otra vez. Sin embargo es allí donde debemos recordar aquel legado de nuestros antepasados, quienes buscaron la integración y el bien común de una Argentina próspera y duradera.

Creemos en el valor de la palabra empeñada, por eso cuando el camino se vuelve barro y detiene nuestro andar, sentimos lo mismo que cientos de entrerrianos viven a diario, y hacemos que esa preocupación resalte y se escuche, con el único objetivo de que su voz no se pierda en el primer viento de cambio.
Hay quienes luchan por nuestra identidad, ese maestro rural, el puestero o el mismo paisano que hoy ondea su sombrero de ala en esta jornada ruralista, todos se resisten a dejar su lugar, su tierra, y vaya si tiene sentido esa idea, ¿por qué es tan difícil de entender que necesitamos caminos, y proyectos que incluyan a todos los entrerrianos?

Sabemos que Victoria necesita de esa unión entre el campo y la ciudad. Somos conscientes que sin esa integración, esa idea de aquellos inmigrantes que llegaron a trabajar, quedaría inconclusa.

Pero no podemos hacerlo solos, los argentinos necesitamos de cambios profundos, empezando por una reforma tributaria coherente con las necesidades de los diferentes sectores, no solamente del agroalimentario, sino también del comercio y la industria, intervenir en la marcada distorsión de los precios, por ejemplo / situación que más sufren nuestros tamberos.

No vinimos hoy aquí a decir lo que está bien y lo que está mal, no tenemos una única mirada de la realidad, tampoco nos interesan las grietas, si bien hemos sufrido la imposibilidad de hacer por la toma de decisiones equivocadas, creemos que es tiempo de intentar de nuevo, como cada exposición que nos proponemos llevar adelante. Empezar siempre es un desafío, nos exige consenso, confianza y trabajo. Por todas estas cosas nos entregamos a la tarea diaria de defender los intereses del sector, sin olvidar al resto de la comunidad de la que formamos parte.

No abandonemos esa empresa, la de trabajar por un mejor futuro para nuestros hijos, esos que están hoy dando vueltas sobre esos caballos, esas paisanitas que nos enorgullecen al pasar frente a nosotros, pensemos qué estamos haciendo para construir mejores caminos, más oportunidades, más confianza, más trabajo y más compromiso.

Han pasado 110 años de esfuerzo y tesón, de pensar en el otro antes que en uno mismo, ¡ese es el mensaje que debemos hacer prevalecer! La unión nos fortalece como país, y hoy más que nunca necesitamos de esa integración.
¡Muchas gracias!


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.