Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Interés General / 21-04-2017

Hombres de Negro y el Borramemorias

Aunque parece un delito menor, la utilización de recetas “truchas”, o el robo de medicamentos, pueden ser la antesala a delitos más graves. ¿Qué puede haber detrás, en la búsqueda en Victoria de un medicamento en especial por parte de foráneos?.



Hay días donde la ciudad se torna rara. A veces, épocas del año, donde abundan los insomnes foráneos y masivamente se vuelcan a las farmacias a buscar esa pastilla que les permita cumplir con su cometido. Épocas donde médicos de Córdoba, Santa Fe, Corrientes, jamás vistos por estas lomadas, recetan pastillas para dormir, y por alguna extraña razón sus pacientes viajan cientos de kilómetros para comprarlas en suelo de las siete colinas, en una extraña combinación de medicina tradicional, y hechicería. Generalmente bien vestidos, con buenos vehículos, algunos de alta gama, parecen ser dirigidos por un hilo conductor invisible ya que, a pesar de la gran variedad de ansiolíticos, todos piden la misma marca comercial, la que por cuestiones de seguridad llamaremos RL, y que es la marca comercial de una droga, que llamaremos FZ , usada para tratar el insomnio.

El RL
La caja comercializada por el laboratorio Inverti Farma SA se presenta en blists de 30 comprimidos de 1 miligramo, y tiene un precio sugerido de 134 pesos. No es un medicamento caro, pero como todo psicofármaco se vende bajo receta archivada. El medicamento fue muy popular en la década del 80, pero en la actualidad se suelen recetar somníferos con otros principios activos, y cada vez son más buscados los que poseen componentes naturales. A principio de los 80, fue muy popular y en el ambiente delictivo recibía sugestivos nombres como “Viaje y caída”, “píldora para olvidar”, o “Borramentes”. Claro que como todo, si cuenta con el adecuado seguimiento médico, no representa peligro alguno para el paciente. Las indicaciones del prospecto son claras: “tratamientos breves de insomnio, o trastornos de stress severos”, y en las Precauciones y Advertencias, manifiesta: “se debe utilizarse con extrema precaución en pacientes con antecedentes de alcoholismo o drogadicción”.

El FZ
Esta droga creada en los años 60 por la firma Hoffman LaRoche, es calificado como un hipnótico de acción rápida, y se encuentra principalmente en el RL. Es diez veces más potente que otras drogas similares y causa relajación muscular y deterioro del entendimiento. En algunos casos puede llevar a la amnesia. Esta droga actualmente no es legal en Canadá, ni aun con receta médica, en otros países se ha restringido exclusivamente al ámbito hospitalario, y en EEUU ha sido clasificada como droga de Categoria I, es decir, en la misma línea que la cocaína, la heroína, y el ácido lisérgico. ¿Es para tener cuidado no?..

Combinado con el Alcohol puede ser letal
El alcohol es una droga sedativa, tanto a dosis moderadas como a dosis altas; si se combina el alcohol con otras drogas sedativas, como la que estamos haciendo referencia en esta nota, el ritmo del corazón y la respiración serán más lentas, incrementando el riesgo de sufrir convulsiones, coma o la muerte.
El RZ, combinado con alcohol, es un sedativo poderoso que es comúnmente llamado droga.

¿Ante qué estamos?
La Semana se comunicó con la Dirección de Recursos Químicos y Drogas Emergentes de la Policía Federal, para seguirle el rastro a la FZ, donde descartaron que la droga sea utilizada como elemento “de corte”, para la producción de alguna droga de diseño, o para combinar con otras drogas “duras”. Sin embargo cuando recurrimos a la sección Laboratorio Químico de la misma fuerza, el producto es bien conocido y lo llaman “la pastilla discoteca”, y se lo menciona con una simplificación del nombre comercial (que también por razones obvias no daremos a conocer) “ Este producto suele ser utilizado por determinado tipo de violadores, que dominan la acción de esta droga, que en altas dosis, puede producir en las victimas lagunas mentales, lo que les favorece para perpetrar el delito”, informo el oficial a cargo.

Precaución
Con estos antecedentes las farmacias seguramente tomarán todos los recaudos necesarios, y más a la hora de vender una caja de RL. Uno podría imaginar que la venta con receta archivada es estricta, pero con un sistema de Salud Publica casi inexistente en el control de la venta de medicamentos, se puede llegar a una peligrosa relajación. ¿Quiénes son los médicos que firman las recetas?…¿Son reales los recetarios?…
No es ningún secreto que a profesionales locales le desaparecieron recetarios, o le robaron algún sello, o que en algún órgano público se le traspapelaron algunos medicamentos y terminaron en el armario de un empleado. Y hasta algunos, recibieron llamados para consultarle por cierta receta presentada en Rosario y que nunca había sido librada en su consultorio. En definitiva: las recetas “truchas” son un hecho, y nadie parece haber tomado con la seriedad que se merece el tema. No es obligación del comercio solicitar identificación del que va a comprar, porque en la receta figura el documento del paciente, pero ante la sospecha de una documentación apócrifa, un simple pedido del dni puede ser suficiente llamado de atención para quienes intentan conseguir esta medicación con oscuros fines. Los médicos también deberán ser cautelosos con sus recetarios, hacerlos más seguros, y ni habla si alguno “presta” el sello aunque sea a otro profesional.
Recientemente, en la nota publicada en este semanario, en su edición del 1 de abril titulada “Adicciones y violencia: una peligrosa combinación en pleno crecimiento”, la Fiscal Flavia Villanueva, advirtió sobre el aumento exponencial de causas de jóvenes involucrados en delitos, donde en el 90 por ciento de los casos es factor determinante el consumo de sustancias con alcohol, y en declaraciones radiales expreso: “ …Desde hace aproximadamente año y medio, ha aumentado muchísimo los delitos de menores….En una charla, fuera de declaración oficial, los chicos de 13 y 14 años reconocen que consumen sustancias varias.: ansiolíticos, la pastilla del gusanito, marihuana, cocaína, o pastillas que mezclan con alcohol. En este último caso las pastillas son venta bajo receta, pero no sabemos cómo las consiguen, porque se cuidan muy bien de dar esos detalles”….

Corolario
Victoria es una ciudad particular, donde pasan cosas que no siempre son comunes. Y si tenemos historias de ovnis, bien podríamos tener los misteriosos hombres de negro. Lo que no podemos permitirnos tener son las “jarras locas” en carnaval, niños de 13 años delinquiendo bajo la influencia de “la pastillita del gusanito”, o delincuentes profesionales que se aprovechan de la inocencia de los pueblos para perpetrar sus delitos. Hay que estar presentes, y hay que estar atentos.
Por precaución, los visitadores médicos ya no entregan muestras de psicofármacos, limitándose solamente a publicidad gráfica.
La utilización de recetas apocirfas, y la falsificación de la firma de un médico también es un delito que hay que denunciar.


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.