Victoria, Entre Rios
Ver clima
Localidades
FM 90.3 AM 980
Interés General / 12-04-2017

Aparente Milagro Eucarístico en la vecina provincia de Santa Fe

En la ciudad de Rafaela en la Casita en la que se alojan chicos que se recuperan de adicciones, el Santísimo Sacramento habría sudado sangre. El Padre Suppo y el Obispo lo retiraron para su análisis. Se ruega respeto por el lugar para no interrumpir la rehabilitación de los chicos.


El hecho ocurrió en la mañana de ayer en la Casita de San Miguel, ubicada en calle Cerdán al 2200 de barrio Güemes. En el lugar, habitan jóvenes que se encuentran en rehabilitación por adicciones.
Según trascendió, uno de los chicos de la Casita se encontraba rezando cuando notó que se empañaba el vidrio del Santísimo. Inmediatamente fue a buscar al encargado y, al regresar, se encontraron con que la Eucaristía estaba sudando sangre.
Se procedió a llamar al Padre Suppo y al Obispo de la Diócesis, quienes decidieron retirarlo debido a que se había convocado mucha gente en el lugar. Además, lo enviarán a Roma para que el ente especializado en análisis científicos determine si se trata de un milagro real. La intención de la Iglesia es manejar el caso con la mayor prudencia posible.
El hecho generó emoción en todos los presentes y creyentes católicos tanto por el lugar en el que se produjo el aparente milagro, como por el período especial que se encuentra atravesando la Iglesia en su totalidad (Semana Santa).
Además, se extendió un pedido de respeto por el lugar ya que allí se encuentran los jóvenes en recuperación y se espera que no sean molestados. (Fuente Rafaela Noticias)

¿Qué es un milagro eucarístico?
En la Sagrada Eucaristía ocurre un milagro que se llama transubstanciación, el cual es un milagro metafísico, no visible, que se da en cada Misa, por lo que podemos afirmar que el Milagro Eucarístico es un hecho sobrenatural que ha ocurrido constantemente.

Ciertamente el milagro no es necesario, pero Dios lo hace para los no creyentes y para quienes han perdido la Fe.

Los Milagros Eucarísticos son muchos y se ordenan en cuatro grupos:

Milagros Eucarísticos Históricos:

En estos no interviene la ciencia pero se documentan en la historia; por ejemplo, el milagro de Tolosa en 1225, donde San Antonio de Padua consagró una hostia que fue adorada por un burro y así se convirtió el pueblo entero.

Otro ejemplo es el de Santa Clara de Asís, quien estando enferma y desesperada usó la custodia para defender a su convento de los invasores musulmanes. De esta custodia salieron rayos de luz cegadores que vencieron a los atacantes.

Milagros Eucarísticos Apologéticos:

En este grupo se ubican los Milagros Eucarísticos que permanecen hasta hoy, que pueden verse y que han sido estudiados por la ciencia. Son hostias consagradas sin corromperse. La más antigua está en Zamora, consagrada en 1159 y sigue tan blanca hoy como en aquel día.

En Siena, Italia, fueron profanadas algunas hostias el 15 de Agosto de 1730 al ser robado un copón. Estas hostias fueron iluminadas y encontradas por sacerdotes tres días después y hoy en día siguen intactas como cuando fueron robadas.

Milagros Eucarísticos sucedidos a Sacerdotes que han perdido la Fe:

En el tercero y cuarto grupo se ubican los Milagros Eucarísticos sucedidos a Sacerdotes que han perdido la Fe en la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo y que en sus manos la hostia se ha convertido en carne y el vino en sangre.

La multitud de Milagros Eucarísticos hace imposible presentarlos todos durante un breve artículo, pero hemos de señalar la gran cantidad de milagros sucedidos en toda Europa que muestran la constancia de la Gracia que Nuestro Señor desea hacernos para afirmar nuestra Fe.


Comentarios

No hay comentarios

Debes estar logueado para poder comentar.